ES NOTICIA EN ABC

El Big Five, la razón la que España no participa en las semifinales de Eurovisión

Cada año, cinco países más el anfitrión, tienen asegurado su puesto en la final del sábado; el resto, tiene que ganárselo antes

Eurovisión 2019: todas las canciones de la final, en directo

Miki solo contará con la actuación del sábado para llegar al público europeo
Miki solo contará con la actuación del sábado para llegar al público europeo - RAÚL TEJEDOR (RTVE)
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este martes, 14 de mayo, comienza Eurovisión en la Expo de Tel Aviv con la primera de las semifinales. Dos días más tarde, el jueves, tendrá lugar la segunda de ellas. Diecisiete países en la primera y dieciocho el jueves buscarán una de las diez plazas que están en juego en cada uno de esos días para la gran final, la del sábado 18. Sin embargo, hay seis países que ya tienen su puesto asegurado y no tendrán que arriesgarse a pasar este corte previo.

Es el llamado grupo del Big Five, los países que más aportan a la Unión Europea de Radiodifusión (UER) que organiza el certamen. Además de España, forman parte del Big Five Francia, Alemania, Reino Unido e Italia. A ellos, es tradición que se les una el país anfitrión, en este caso Israel.

¿De dónde surge?

Aunque el sistema de semifinales en Eurovisión se instauró en 2004, en 1996 debido a la gran cantidad de países interesados en participar, se realizó una ronda clasificatoria a puerta cerrada. Los jurados de cada país votaron y Alemania se quedó fuera de la final por primera vez en su historia. Fue ahí cuando se fraguó la idea de un grupo de países previlegiados basados en su aportación económica a la UER. La ausencia de Alemania puso en un aprieto económico al festival, y se decidió que los países que más aportaran, tanto al festival como a sus actividades, tendrían siempre un lugar asegurado en el evento.

Los miembros del Big Five, pese a no participar en las semifinales, están obligados a retransmitir, al menos, una de ellas (en la que, además, votan). En el caso de TVE, La 2 retransmite ambas semifinales, aunque este año, los telespectadores y el jurado profesional español solo vayan a otorgar su veredicto a los países que participan en la semifinal del martes.

¿Beneficia o perjudica?

Este método de «clasificación directa» ha molestado algunas veces a otros países que no pertenecen al Big Five, pero sin embargo, participar directamente en la final significa que el candidato de ese país solo tiene una oportunidad para cautivar al público, mientras que quien se arriesga en las semifinales, tiene mucho terreno ganado para quienes siguen todo el concurso.

Desde que se introdujeron las semifinales, solamente en 14 de un total de 63 participaciones entre los cinco países han conseguido finalizar entre los 10 mejores: 6 veces Italia (2011, 2012, 2013, 2015, 2017,2018), 4 Alemania (2004, 2010, 2012,2018) y 3 España (2004, 2012, 2014), 2 Francia (2009, 2016) y 1 Reino Unido (2009). Por el contrario, en más de la mitad de sus participaciones totales han acabado en el puesto 20 o peor incluyendo hasta siete últimas posiciones (Alemania en 2005, 2015 y 2016; Francia en 2014, por primera vez en su historia en el Festival; Reino Unido en 2008 y 2010 y España en 2017; siendo Italia el único del grupo que nunca ha finalizado último.