Sansón Puigdemont

Deberíamos agradecer a Puigdemont que haya mostrado de la forma más grosera que el problema catalán es sólo eso: catalán

José María Carrascal
Actualizado:

Carles Puigdemont ha perdido todas las batallas contra el Estado español: no ha logrado la república catalana, ni el reconocimiento internacional, ni las inversiones extranjeras (al revés, son las empresas catalanes las que se marchan), y si no se sienta en el banquillo de los acusados es porque huyó en el maletero de un coche. ¿Qué puede hacer en un lugar de nombre tan sombrío como Waterloo? Pues lo que corresponde a un carácter tan destructivo como el suyo: cerrar toda posibilidad de diálogo, incluso con Sánchez, si no es para negociar la independencia, que sabe que no puede darle. En otras palabras, visto su fracaso, busca hundir España, con Cataluña dentro, como Sansón hundió el templo de los filisteos.

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal