Postales

Rajoy

Redobla la sorpresa que coseche más elogios de los rivales que dentro del PP

José María Carrascal
Actualizado:

Uno de los fenómenos más sorprendentes del momento actual, en que todo el mundo echa pestes de los demás, es que nadie habla mal de Rajoy. Al contrario, se le recuerda no voy a decir con cariño, algo que ha desaparecido de las relaciones humanas, pero sí con una especie de nostalgia, como si se añorase su sorna galaica, su denostado dontancredismo, su aceptación del destino, que tanto se le reprochó, en medio de la bulla armada por la nueva generación de líderes. Redobla la sorpresa que coseche más elogios de los rivales que dentro del PP, tal vez porque el liderato no está aún completamente asentado y evita las comparaciones.

Sin duda hay en ello un fuerte componente del

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal