Carbajo&Rojo
La Tercera

La navidad de Chesterton

«A quienes descreen de la Navidad o la consideran un mera atmósfera y no un credo, nuestro autor les pide que la conserven y respeten, porque las formas y los ritos de la Navidad están pensados para hacer celebrar la vida sobre todo a quienes temen hacerlo y porque sin ella ciertamente habría “un color menos, un olor menos, una virtud menos en el universo”»

Actualizado:

La fe de cada hombre es un misterio, como son un misterio la pérdida de la fe o la vida sin fe. El respeto a ese misterio íntimo tal vez explique la reticencia y el pudor con el que el hombre de nuestro tiempo se refiere a ella. Incluso quien la tiene, rara vez la desvela y menos aún llega a hacer pública la cifra de su fe, es decir, las razones singulares que la animan. No fue éste, sin embargo, el caso de G. K. Chesterton, para quien su fe cristiana -no en balde la Iglesia lo ha declarado «Fidei Defensor»- constituyó el motivo central de la batalla de su vida y de su obra. En unas páginas memorables