El fin del miedo

Tienen pánico porque ya no intimida al español con llamarle fascista

Hermann Tertsch
Actualizado:

Decía ayer Pedro Sánchez que los españoles que se concentran hoy en el corazón de Madrid son radicales que «quieren una España en blanco y negro que solo propone volver atrás». Una mayoría de los medios, en las simas de inmoralidad del propio Sánchez, anunciaban una terrible concentración de derecha, ultraderecha y nazis violentos. Defensores de la siniestra alianza del Frente Popular que busca un cambio de régimen con la voladura de la Constitución, la Monarquía y la unidad de España, llevan dos días mintiendo como nunca. Y eso es mucho decir.

La gran falsedad es la pretensión de que el gobierno de Sánchez ha roto las negociaciones secretas con la Generalidad golpista. Las mantiene desde hace meses para imponer

Hermann TertschHermann TertschArticulista de OpiniónHermann Tertsch