La lúcida teología del ateo

Bernabé considera que la izquierda debe recuperar su discurso tradicional

Juan Manuel de Prada
Actualizado:

En alguna ocasión anterior hemos señalado que el ateo es con frecuencia mejor teólogo que el meapilas. Hemos confirmado esta verdad misteriosa leyendo el polémico ensayo de Daniel Bernabé La trampa de la diversidad (Editorial Akal), que ya comentamos en la revista «XL Semanal». La tesis del libro (que ha encolerizado a los gerifaltes de la izquierda al servicio de la plutocracia) es la misma que el menda ha sostenido en multitud de artículos: las llamadas «políticas de la diversidad» constituyen en realidad una artimaña del neocapitalismo para desactivar a los trabajadores y convertirlos en un archipiélago de consumidores de «opciones sexuales», «identidades de género» y demás derechos de bragueta, mientras pisotea sus derechos laborales.

Bernabé considera que la izquierda

Juan Manuel de PradaJuan Manuel de PradaEscritorJuan Manuel de Prada