Fotografía de archivo de la incautación de 160 kilogramos de cocaína facilitada por la Policía Nacional
Fotografía de archivo de la incautación de 160 kilogramos de cocaína facilitada por la Policía Nacional - efe
sucesos

Dos detenidos por llevar un bote de desodorante con 22 dosis de cocaína

La Policía Municipal ha detenido a un hombre de 45 años y a su hijo de 25 por un delito contra la sanidad pública

Actualizado:

La Policía Municipal de Madrid ha detenido a un hombre de 45 años y a su hijo de 25 por portar un bote de desodorante que contenía 22 dosis de cocaína preparadas para su venta.

El pasado fin de semana varios agentes dieron el alto al conductor de un Renault Scenic que utilizaba el teléfono móvil mientras circulaba por la zona centro, según el Gobierno municipal. Lo que pudo saldarse con una denuncia de tráfico, finalizó con la detención de sus dos ocupantes por un delito contra la salud pública, al mostrar una actitud muy nerviosa, motivo por el que los municipales inspeccionaron el coche.

En un primer momento encontraron a uno de los detenidos una dosis de cocaína y posteriormente observaron una mochila, entre los asientos de conductor y del copiloto, que contenía en su interior diversos utensilios de aseo personal, entre los que se incluía un bote de desodorante del tipo roll-on con el tapón manipulado.

Hallazgo

Tras un examen más minucioso del bote de desodorante, los agentes abrieron la zona inferior del mismo que contenía en su interior 11 envoltorios monodosis con cocaína preparadas para la venta y otras 11 bolsitas con la misma sustancia aún sin preparar.

Ocultar drogas en lugares y elementos cotidianos es una práctica habitual con la que se intenta evitar su localización a primera vista, lo que hace cada vez más complicado localizar los escondites.

Los guarnecidos o los huecos de los vehículos, pasando por las latas de refresco o las botellas de agua aparentemente llenas de líquido, son algunos de los lugares utilizados para ocultar la droga.