Esperanza Aguirre junto a Ignacio González y Cristina Cifuentes durante el comité ejecutivo regional del PP de Madrid - Ignacio Gil

Esperanza Aguirre dejará la presidencia del PP de Madrid y pide a Rajoy un congreso regional extraordinario

La líder de los populares madrileños ha anunciado su decisión tras analizar los «decepcionantes» resultados obtenidos el pasado 24-M. «Es tiempo de que hablen los militantes», ha dicho

Actualizado:

Esperanza Aguirre, líder de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid desde el pasado sábado, ha informado de que dejará la presidencia del Partido Popular tras convocar un congreso regional extraordinario. Lo ha hecho durante su intervención en el Comité Ejecutivo Regional, el primero tras las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo. Aguirre no se presentará a la reelección para seguir dirigiendo la formación madrileña, una decisión que, como dijo, iba a depender de los resultados en las elecciones municipales y de si conseguía hacerse con la Alcaldía. Fuentes próximas a Aguirre aseguran que dejar la presidencia regional del PP no supondrá, de ningun modo, abandonar el puesto de concejal en el consistorio madrileño.

La líder de los populares madrileños ha informado de que va a pedir a la Presidencia Nacional la convocatoria de un «congreso extraordinario, abierto y de refundación» bajo el lema «un militante, un voto». Además, ha analizado los «negativos» y «decepcionantes» resultados que su partido ha obtenido en las elecciones del 24-M pese a haber sido «las candidaturas más votadas con diferencia».

Ella no presentará su candidatura pero pondrá a disposición del partido toda su «experiencia», con sus «errores incluidos» para lograr que el partido «vuelva a ilusionar a los que no quieren que España sea una mala imitación de Grecia», como ha defendido ante la previsible presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes. «Es la hora de la humildad y de la generosidad», ha señalado.

En su análisis ha afirmado que «la corrupción ha sido un elemento clave en la desafección que han sentido los ciudadanos». «Los resultados electorales demuestran que nuestra respuesta a esos casos de corrupción no ha sido todo lo contundente que esperaban», ha explicado. «Errores de los que yo me hago responsable», ha concluido. «Es tiempo de que los militantes hablen», ha afirmado.

De momento no hay fecha fijada para su realización pero Aguirre quiere que se celebre lo «más pronto posible». «Muchas cosas no han funcionado como deberían en el partido, y en este punto hay que hablar de la desilusión que ha generado el incumplimiento de algunos compromisos electorales básicos», ha añadido.