Exigen la dimisión del decano de Geografía a las puertas de su despacho por el cierre de la capilla
Un centenar de personas, a las puertas de la Facultad de Geografía e Historia, piden la dimisión del decano - isabel b. permuy
facultad de geografía e historia

Exigen la dimisión del decano de Geografía a las puertas de su despacho por el cierre de la capilla

Cerca de un centenar de personas se han manifestado esta viernes para exigir la reapertura del templo que fue clausurado el lunes

Actualizado:

Cerca de un centenar de personas se han manifestado esta mañana a las puertas de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid contra el cierre de la actual capilla para su traslado a otra ubicación dentro del mismo edificio, que el Arzobispado de Madrid considera «insuficiente e inadecuada».

La concentración, convocada por la plataforma «MasLibres.org» ha comenzado a las 12 del mediodía y se ha desarrollado de forma pacífica y sin incidentes. Diversos asistentes han acudido con carteles pidiendo la dimisión de Otero y, tras la protesta, han entregado los carteles al personal del Decanato para que se los entregaran.

Al acto ha acudido el portavoz de «MasLibres.org», Miguel Vidal, y entre los asistentes estaba el senador del PP, Luis Peral. Desde la plataforma remarcan que seguirán apoyando a los estudiantes que se sienten perjudicados por esta medida y en sus actuaciones de «resistencia» y «defensa de la libertad religiosa» ante la decisión de mantener cerrada la actual ubicación de la capilla.

De momento, aún no se ha decidido si se convocará una nueva concentración el lunes, fecha en la que el Decanato tiene intención de acometer obras para remodelar la capilla en aulas. Este traslado, que fue acordado el año pasado por la junta de la facultad por «necesidades docentes», según la Universidad Complutense, ha enfrentado al decano de la facultad, Luis Enrique Otero, con grupos de estudiantes católicos.

La capilla permanece cerrada desde el pasado lunes y, desde entonces, varios alumnos han permanecido a las puertas de la misma, donde han hecho vigilias y han pasado incluso la noche para protestar por su cierre.

Pablo Vidal, un estudiante de 17 años, ha explicado que lo único que los estudiantes quieren es «seguir teniendo un espacio para rezar» y ha advertido de que no se irán de las puertas de la capilla de la facultad mientras «el Santísimo esté dentro».

«¡Otero Dimisión!»

Tras una concentración a las puertas de la facultad en la que se ha coreado «Otero, inquisidor» y «Decano mamarracho, alquila tu despacho», los manifestantes han accedido al interior del edificio hasta la puerta de la capilla, cuyo cerrojo ha sido cambiado, para rezar. Posteriormente, han accedido al pasillo donde se encuentra el despacho de Otero al grito de «Decano, dimisión» y «Reapertura de la capilla, ya».

Los grupos católicos que se han manifestado hoy han enmarcado el cierre de la capilla de la facultad en «acto de precampaña» debido a las elecciones que se celebrarán en la universidad en los próximos meses. El presidente de la Asociación Católica Hazteoir.org, Ignacio Arsuaga, ha insistido en que se trata de un «ataque a la libertad religiosa» de los estudiantes y ha añadido que «el anticlericalismo está pasado de moda» y «no tiene sentido que el rector, para ganarse el voto de la ultraizquierda, cierre esta capilla».

Arsuaga también se ha mostrado insatisfecho con la reubicación de la capilla en otro lugar pues, según ha declarado, las cinco aulas alternativas ofrecidos por el decanatos son todos «escondidos, pequeños y alejados».

Por su parte, la presidenta de Nuevas Generaciones de Madrid, Ana Isabel Pérez, ha criticado, que la decisión se haya tomado en el mes de julio, algo que, según ha dicho, no es «nada espontáneo» y lo hacen para aprovechar que no hay alumnos y evitar los enfrentamientos. Según ha afirmado, estos enfrentamientos es sólo entre el conglomerado católico y el decanato porque no existen problemas entre el resto del alumnado, sean de la ideología que sean.

El Arzobispado se desmarca

Esta tarde continuarán los encuentros de oración con una misa a las 18.00 horas, que ha sido trasladada a la tarde para no coincidir con la protesta. El padre Feliciano Rodríguez, delegado Pastoral de la Archidiócesis de Madrid, así como los jóvenes que se han quedado estos días a velar por la noche el templo, se han desmarcado de la manifestación.