«¿Es el 112? Vengan rápido, mi padre está matando a mi madre»
Imagen del traslado de la mujer muerta en Villarreal este lunes - EFE
SUCESOS

«¿Es el 112? Vengan rápido, mi padre está matando a mi madre»

La llamada de un menor de catorce años evita la que podría haber sido una nueva muerte por violencia doméstica en Oropesa

Actualizado:

El hijo de 14 años de la mujer de Oropesa del Mar (Castellón) que ha sido agredida con arma blanca supuestamente por su pareja llamó sobre la una de la madrugada al teléfono de emergencias 112 para avisar de que su padre "estaba matando a su madre".

Según ha explicado el alcalde de la localidad, Rafael Albert, hasta el domicilio familiar, situado en el número 95 de la calle de Goya, se han personado patrullas de la Policía Local, la Guardia Civil y la Policía judicial, que se han encontrado a la mujer de 37 años en el suelo y al hombre, de 38, encima de ella, sobre un charco de sangre.

Ambos presentaban un corte en el cuello a la altura de la nuez, y cerca de ellos había un cuchillo de cocina, ha añadido Albert.

Los servicios sanitarios han intentado parar la hemorragia y una vez los han estabilizado, los han trasladado al Hospital General de Castellón, donde han quedado hospitalizados y al parecer su vida no corre peligro, ha explicado el alcalde.

En el domicilio estaba el menor de 14 años que ha dado el aviso y su hermano de 6, quienes han sido trasladados en una ambulancia convencional al mismo hospital para recibir ayuda psicológica, y posteriormente han ingresado en un centro de acogida de Castellón.

El alcalde ha indicado que en principio no constan denuncias previas por violencia machista, y que los niños asistían a un colegio y a un instituto de Oropesa. Según la Guardia Civil, el hombre está detenido, los hechos sucedieron sobre las 1.15 horas en el domicilio familiar y, tras agredir a la mujer, el hombre -ucraniano al igual que ella- ha intentado suicidarse.

El suceso se ha producido apenas veinticuatro horas después del último episodio de violencia doméstica en Villarreal, donde un hombre mató a su mujer y a su hijo de diez años y posteriormente se suicidó.

La mujer agredida supuestamente por su pareja en Oropesa había presentado una denuncia contra este pero había rechazado seguir adelante contra él en aquella ocasión y en episodios de violencia posteriores, han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia valenciano.

El juzgado de Violencia de Castellón se ha hecho cargo de la investigación del episodio de violencia machista ocurrido en Oropesa del Mar.

En esos antecedentes de violencia se denunciaron agresiones en la pareja ante la Guardia Civil en los años 2008 y 2010, y en 2012 el juzgado recibió un atestado de la Policía Local por agresiones a la mujer y sus hijos.

Más recientemente, el 31 de agosto de 2013 uno de los hijos de la pareja llamó a la Guardia Civil denunciando que su padre había pegado a su madre.

El hombre amenazó a la mujer con un machete y posteriormente ella se acogió a su derecho de no declarar, dijo que no tenía miedo, que no quería que la viera el forense y que se archivara el caso.

El juzgado de Violencia acordó la exploración del menor y tomar declaración a la víctima, pero cuando se le citó ella no compareció. Se volvió a citar a la mujer y compareció el 26 de septiembre pero no quiso declarar y afirmó que no se sentía coaccionada.

Tampoco pidió orden de protección y el menor no quiso declarar, según el TSJCV, que añade que el fiscal pidió el sobreseimiento y el juez decidió acordarlo.