Cientos de miles de personas salieron a las calles de Caracas ayer para apoyar la juramentación de Juan Guaidó como presidente de Venezuela
Cientos de miles de personas salieron a las calles de Caracas ayer para apoyar la juramentación de Juan Guaidó como presidente de Venezuela - AFP

«Y ya cayó, este Gobierno ya cayó», corearon ayer los venezolanos

Cientos de miles de pesonas inundaron las calles de Venezuela para apoyar a Guaidó

Corresponsal en CaracasActualizado:

Cientos de miles de venezolanos salieron ayer a las calles de las principales ciudades de Venezuela y del mundo entero. Acudieron en masa a la convocatoria de protesta que lanzó el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, para proclamarlo a viva voz como Presidente legítimo del país mientras que reclamaban la salida de Nicolás Maduro del poder.

El entusiasmo, la alegría y la esperanza desbordaron ayer a los participanes, pero también lágrimas. Lucena Murena, estudiante de odontología de 26 años, no pudo evitar romper en llanto. «Lloro porque no quiero que mi familia se separe. No quiero irme de Venezuela, pero mi papá está a punto de emigrar si Maduro no deja el poder».

En la calle se escuchaban cánticos y consignas: «Y ya cayó, este Gobierno ya cayó». El grito de «Libertad, Libertad» se repetía incesantemente, también «Maduro fuera, no te queremos, ya basta ya». Rosalia Nardi, de 42 años, contable, ayer también marchaba «por la libertad. Esta dictadura nos ha llevado a tanta pobreza y miseria, a que la gente coma basura, a tener presos políticos. Hay mucha corrupción. Nosotros los de abajo padecemos las consecuencias de lo que Maduro y su entorno roban», denunciaba. Por su parte, Lidemar González, administradora de 39 años, aseguraba: «Necesitamos salir de Maduro porque es ilegítimo. Yo no me voy de aquí porque lo mejor está por suceder y eso no me lo pierdo por nada del mundo».

Tampoco Paolo Ritz, administrador de 49 años, está dispuesto a abandonar su tierra, quiere ver a una Venezuela libre «pero para eso tenemos que salir de Maduro. He venido a todas las marchas que ha convocado la oposición. No me voy del país que se vaya Maduro y sus maleantes».

Ayer daba igual la edad o la profesión. Todos sentían y coreaban lo mismo. Gabriele Clauteaux, estudiante de 17 años, que quiere concluir el bachillerato y viajar, quiere poder regresar a su país «para poder vivir en libertad».

Para el político José Luis Farías, que trabaja con la diputada Delsa Solorzano, «el alzamiento de los sargentos de la Guardia Nacional ha tenido eco en las zonas populares, que antes eran bastiones chavistas, y ahora protestan contra el régimen. Esto es muy significativo». Mientras que Manfredo González, exconcejal de 52 años, coreaba consignas antigubernamentales. «Vamos a recuperar el país, esta marea humana no la para nadie. Pero tengo miedo que el régimen continúe destruyendo a Venezuela».