Donald Trump hace el anuncio en el Despacho Oval
Donald Trump hace el anuncio en el Despacho Oval - REUTERS

Trump asfixia con sanciones al líder iraní, Jamenei

Las medidas afectan también a ocho comandantes de la Guardia Revolucionaria que supervisaron el derribo del dron de EE.UU.

WashingtonActualizado:

El presidente de Estados Unidos dictó ayer una dura ronda de sanciones a Irán, en esa ocasión contra el líder supremo, Alí Jamenei. Donald Trump anunció ayer personalmente las penalizaciones, que describió como “una respuesta proporcional” al derribo de un avión de vigilancia no tripulado del Pentágono la semana pasada en el golfo Pérsico. En respuesta a ese ataque, el jueves Trump ordenó y luego abortó un ataque con misiles a tres objetivos militares y autorizó un ciberataque contra los sistemas de misiles de Irán.

La nueva ronda de sanciones del Tesoro norteamericano afecta además a ocho comandantes de la Guardia Revolucionaria iraní que supervisan el sistema de misiles balísticos y las operaciones bélicas en apoyo del régimen en Siria. Desde la entrada en vigor de las penalizaciones cualquier banco que acepte hacer negocios con los iraníes sancionados puede ser expulsado del mercado financiero estadounidense.

“Vamos a seguir presionando a Irán hasta que el régimen renuncie a sus peligrosas acciones y a su voluntad de conseguir armas nucleares mediante el enriquecimiento de uranio, el desarrollo de misiles balísticos y el apoyo al terrorismo internacional”, dijo ayer el presidente en una breve conversación con la prensa, a la que invitó a pasar al despacho Oval al término de una reunión con el vicepresidente, Mike Pence, y el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin.

Las sanciones, aprobadas ayer por decreto, afectan a Jamenei y a todos los que trabajan para él, y permite al gobierno estadounidense penalizar también a quienes “les proporcionen fondos, bienes o servicios”, lo que significa su aislamiento casi total en los mercados financieros y comerciales internacionales. Según dijo el propio Trump en un comunicado, “el líder supremo financia y supervisa a los peores elementos del régimen iraní”.

Paralelamente, el gobierno norteamericano ha advertido a las empresas y bancos estadounidenses de que se preparen para un incremento de los ciberataques procedentes de Irán, que podrían costarles millones de dólares si no se protegen en internet. Por su parte el ministro iraní de Información, Mohammad Javad Azari Jahromi, confirmó ayer que sus fuerzas armadas sufrieron un ciberataque de EE.UU. la semana pasada pero negó que este tuviera los efectos deseados por Washington, informa Efe.