La sobrina de Le Pen deja abierta las puertas a un futuro retorno a la política activa
La sobrina de Le Pen deja abierta las puertas a un futuro retorno a la política activa - EFE

La sobrina de Le Pen no se presentará a las parlamentarias en Francia

Marion Maréchal-Le Pen, uno de los dos legisladores con que cuenta el partido en la Asamblea Nacional, alega que su intención es dedicar más tiempo a su familia , según una nota remitida al periódico «Le Dauphiné Libéré»

ParísActualizado:

La diputada Marion Maréchal-Le Pen, sobrina de la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, ha anunciado este martes que no se presentará a las elecciones parlamentarias de junio. Una decisión que ha justificado en su intención de dedicar más tiempo a su familia durante los próximos años.

«He estado lejos de mi hija durante sus primeros años, tan valiosos», ha explicado Maréchal-Le Pen, en un escrito remitido a «Le Dauphiné Libéré» y que será públicado íntegramente el miércoles. «Es esencial que le pueda dedicar más tiempo», ha alegado.

En la nota, también ha deslizado otros motivos, al apuntar que «la época de los políticos desconectados de la realidad con décadas de mandatos ha terminado». De esta forma, se ha mostrado dispuesta a incorporarse a la empresa privada y, en cualquier caso, ha dejado claro que su salida no es completa.

La diputada de Vaucluse ha subrayado que no renuncia «definitivamente» al «combate político», ya que no está dispuesta a permanecer «indiferente» ante el «sufrimiento» de los franceses.

Jean Marie Le Pen: «Una deserción»

Marechal-Le Pen, de 27 años, es una de las caras más populares del Frente Nacional, en gran medida porque el partido ultraderechista sólo cuenta actualmente con dos legisladores en la Asamblea Nacional. Su salida lllegado en un momento clave para una formación que aspira a confirmar su tendencia al alza y aumentar su presencia parlamentaria.

«Si no hay un motivo gravísimo para esta decisión, considero que es una deserción», ha espetado el fundador del Frente Nacional y abuelo de la aludida, Jean Marie Le Pen, sorprendido por el anuncio. «Evidentemente, no me ha pedido consejo», ha asegurado en una entrevista a 'Le Figaro'.

El patriarca no ha descartado ponerse en contacto con su nieta --«puede ser», ha dicho-- y ha advertido de que la salida de Marechal-Le Pen causará una «gran decepción» en el departamento de Provenza-Alpes-Costa Azul. Asimismo, ha alertado de que la salida de «una de las figuras más amadas y respetadas del movimiento» puede acarrerar «consecuencias terribles» de cara a las legislativas.