Un proyecto de ley que contempla la pena de muerte para los homosexuales vuelve al Parlamento ugandés
Una pareja denuncia la persecución que han sufrido por su tendencia sexual - AFP

Un proyecto de ley que contempla la pena de muerte para los homosexuales vuelve al Parlamento ugandés

La homosexualidad goza de muy mala prensa en la mayoría de los países africanos, donde se considera una mala costumbre europea

KAMPALA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un proyecto de ley que contempla la pena de muerte para los homosexuales que sean "reincidentes" ha sido reintroducido en el Parlamento de Uganda este martes tras ser propuesto en 2009 por un miembro del Movimiento de Resistencia Nacional (NRM), lo que provocó duras críticas internacionales.

En ese momento, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tildó el proyecto de "odioso" y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, pidió al presidente ugandés, Yoweri Museveni, que lo rechazara. Además, varios donantes internacionales amenazaron con cortar su financiación al país en caso de que se convirtiera en ley. El proyecto fue retirado en mayo de 2011 y el Gobierno anunció en agosto que no debatiría el texto porque las leyes existentes eran suficientes para lidiar con los "crímenes homosexuales".

Sin embargo, un pequeño movimiento homófobo, liderado por varios parlamentarios y un grupo de sacerdotes, ha mostrado su voluntad de que la propuesta entre en vigor. "El proyecto anti-homosexualidad ha vuelto a ser presentado ante el Parlamento y ha sido enviado al comité Legal y al comité de Asuntos Parlamentarios", según ha informado la presidenta del Parlamento, Helen Kawesa. "El comité lo examinará y llevará a cabo vistas públicas antes de devolverlo para su debate formal", ha agregado.

La homosexualidad goza de muy mala prensa en la mayoría de los países africanos, donde se considera una mala costumbre europea. Es ilegal en 37 países del continente y pocos son los africanos que se atreven a confesar este tendencia sexual por temor a la cárcel o a la pérdida de su trabajo. El 26 de enero de 2001, el activista ugandés por los derechos de los homosexuales David Kato, cuyo nombre y fotografía fueron publicados en 2010 por un periódico homófobo local, fue golpeado hasta la muerte en su domicilio de Kampala.