El líder laborista británico, Jeremy Corbyn
El líder laborista británico, Jeremy Corbyn - REUTERS

El Partido Laborista abre la puerta a un segundo referéndum sobre el Brexit

Corbyn pronunciará mañana miércoles el discurso con el que se cerrará el Congreso Anual de un partido que aboga con fuerza por la celebración de unas elecciones generales anticipadas en Reino Unido

Corresponsal en LondresActualizado:

La ambigüedad por parte de Jeremy Corbyn en estos dos últimos años respecto al Brexit ha llevado a su partido, el laborista, a partirse en dos. La última muestra, el debate abierto en el seno de su ejecutiva sobre si las bases deben tener la responsabilidad de decidir la idea de apoyar o no la celebración de un nuevo referéndum para la salida de Reino Unido de la UE. Algo que, por cierto, quedó claro en la votación que tuvo lugar este martes entre los delegados que acudieron al Congreso Anual de la formación que se está celebrando en Liverpool, y que respaldaron que la opción de la celebración de un nuevo plebiscito debería considerarse una opción en la estrategia del partido respecto al proceso de salida del club comunitario.

La indecisión de su líder hizo que, durante todo el día, las dos facciones diferenciadas dentro del principal partido de la oposición, los que quieren respetar la decisión de los británicos y los que apoyan un segundo plebiscito, discrepasen en cuanto al camino que debe tomar la formación en este tema.

En apenas unas horas, dos de las principales figuras laboristas, el portavoz para el Brexit, Keir Starmer, y el de Economía, John McDonell, sostenían posturas diferenciadas. Mientras Starmer defendía que sean los militantes quienes decidan si Reino Unido vuelva a las urnas para votar por la permanencia en la UE, McDonell rechazaba que esto estuviera sobre la mesa y que la decisión ya estaba tomada: respetar el veredicto del pueblo británico.

Starmer, europeísta y partidario de poder revertir la situación, señaló en su discurso que la formación tiene el «compromiso» de prevenir un Brexit sin acuerdo con el bloque comunitario y que el laborismo se opondrá en el Parlamento británico al plan que presente Theresa May si no concuerda con la idea del brexit justo que ellos piden.

El propio Corbyn respaldó a Starmer con la boca pequeña, al afirmar en una entrevista a Sky News que «nadie descarta que esta opción (la del segundo referéndum) esté encima de la mesa». Eso sí, no quiso contestar ante la pregunta de qué votaría si se celebrase de nuevo ese hipotético plebiscito después de conocer varias encuestas en las que más del 80% de sus militantes apuesta por volver a las urnas para poder votar de nuevo sobre si salir o no del bloque comunitario.

Mañana miércoles, el líder laborista pronunciará el discurso con el que se cerrará el Congreso Anual de un partido que aboga con fuerza por la celebración de unas elecciones generales anticipadas en Reino Unido ante la creciente confianza que las encuestas les aportan y que han insuflado de ánimos a la ejecutiva laborista para poder derrotar a los conservadores y poder liderar así el proceso del brexit hasta su culminación en marzo de 2019.