Un grupo de niños qataríes en el aeropuerto de Doha
Un grupo de niños qataríes en el aeropuerto de Doha - REUTERS

Países árabes presentan una lista de demandas para levantar el bloqueo a Qatar

El Gobierno qatarí no se ha pronunciado todavía ante las peticiones, consideradas «tan agresivas, que son prácticamente imposibles de cumplir», según analistas internacionales

EL CAIROActualizado:

Tras casi tres semanas del bloqueo diplomático de varios países árabes contra Qatar, Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin han enviado una lista con hasta 13 demandas a las que el pequeño emirato tendría que comprometerse para levantar el bloqueo. Se trata también de un ultimátum: los aliados árabes sólo dan 10 días para cumplir esas demandas, que van desde la cancelación de la cadena catarí Al Jazeera al cierre de misiones diplomáticas en Irán.

La lista, que habría sido presentada a Qatar por Kuwait, que ha tomado un rol de mediador en la crisis, incluye las siguientes demandas:

El cierre de la cadena catarí Al Jazeera y canales afiliados (como la popular Bein Sports), además de otros medios de comunicación con financiación catarí

La cadena Al Jazeera, «portavoz» y una de las mejores herramientas de soft power del emirato, ha sido durante los últimos años la manzana de la discordia entre Qatar y los países del Golfo y Egipto. Por su apoyo a los movimientos islamistas surgidos en la llamada primavera árabe, especialmente a los Hermanos Musulmanes en Egipto, así como sus críticas a la monarquía saudí, estos países han bloqueado el acceso a sus portales web desde sus territorios nacionales y han ordenado el cierre de sus oficinas. En declaraciones a esa misma cadena al comienzo de la crisis el ministro de Exteriores qatarí, Mohammed bin Abdulrahman al-Thani, negó que el futuro de Al Jazeera estuviera en cuestión.

El cierre de la base militar turca en el país

Ante el aislamiento de Qatar en el tablero regional, instigado por Arabia Saudí y Emiratos, Turquía se volcó en el pequeño emirato catarí, asegurándole su apoyo, el aumento de exportaciones de productos alimenticios de primera necesidad y el envío de contingentes de refuerzo a la base militar turca en el país. Según el ministro de defensa turco Fikri Isik, esta base «es tanto una base turca como una base que preservará la seguridad (e integridad) de Qatar en la región», señaló a la cadena NTV.

La expulsión de todos los ciudadanos de Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin actualmente en Qatar

Esta petición podría ser un problema especialmente para Egipto, conunos 300.000 nacionales trabajando en Qatar, e incapaz de recibirlos de vuelta. Más del 80% de personas viviendo en Qatar son extranjeros.

Entregar todos los individuos requeridos por estos cuatro países por casos de terrorismo

Esta medida afecta especialmente a altos cargos de los Hermanos Musulmanes o Hamás, que han encontrado refugio en el emirato catarí.

Detener la financiación de cualquier entidad extremista designada como grupo terrorista por Estados Unidos / Proveer información detallada de figuras de la oposición financiadas por Qatar

La presunta financiación y apoyo del Gobierno de Qatar a grupos terroristas, entre los que incluyeron al Estado Islámico y afines a Al Qaida, fue una de las principales razones arguidas por la coalición árabe para aislar a Qatar en el Golfo. Según denunció Bahréin en el momento de la aplicación de las sanciones, Qatar habría financiado grupos subversivos chiíes con la intención de desestabilizar el país.

Cerrar puestos diplomáticos en Irán / Expulsar cualquier miembro de la Guardia Revolucionaria / Establecer relaciones comerciales con irán sólo si se ajustan a las sanciones de Estados Unidos al país persa

En medio de la exacerbación del conflicto religioso chií-suní en el marco de las rivalidades políticas por la hegemonía en la región entre Arabia Saudí e Irán, Qatar eligió una postura más ambigua con el país persa. Mientras Arabia Saudí y sus aliados árabes retiraban sus embajadores de Teherán tras la decapitación del clérigo chií Nimr al Nimr, Doha trató de mantener buenas relaciones con su vecino al otro lado del Golfo Pérsico, donde ambos países comparten una gran bolsa submarina de gas, de cerca de 9.700 kilómetros cuadrados.

«(Levantaremos el bloqueo) si el Gobierno de Doha cambia su política y se distancia de Irán, país que actúa en contra de los países del Golfo para dominarlos», señaló el ministro de Exteriores de Bahrein, Jalid bin Ahmed Al Jalifa, al periódico «Al Sharq al Awsat». Para los representantes diplomáticos del Golfo, Irán es, especialmente tras el acuerdo nuclear y levantamiento de las sanciones firmadas con Estados Unidos, «la amenaza más peligrosa para la región».

El Gobierno qatarí no se ha pronunciado todavía ante esta lista de demandas, considerada «tan agresiva, que es prácticamente imposible que se cumplan» por analistas internacionales. Este lunes, el ministro de Exteriores qatarí Mohammed bin Abdulrahman al-Thani insistió en que el país «no negociará» mientras el bloqueo diplomático siguiera en pie. Desde el comienzo del conflicto, Qatar se ha mantenido firme en su postura de que Arabia Saudí y sus aliados pretenden «acabar» con la independencia del pequeño emirato y plegar su política internacional a los intereses de Arabia Saudí.