Teodoro Obiang, presidente de Guinea Ecuatorial, en una imagen de archivo
Teodoro Obiang, presidente de Guinea Ecuatorial, en una imagen de archivo - Efe

Teodoro Obiang: «En Guinea Ecuatoral prácticamente no hay torturas»

En una entrevista con TVE, el mandatario de Guinea Ecuatorial tacha a la oposición de «insignificante»

MadridActualizado:

El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, asegura: «Prácticamente aquí no hay nada de torturas». En una entrevista con TVE con motivo de los 50 años transcurridos desde la independencia del país africano de España, Obiang niega las torturas a una oposición que tilda de «insignificante», a pesar de que decenas de opositores aseguran haber sido maltratados en prisión.

«Yo creo que es una especulación, no tenemos necesidad de torturar a nadie (...) Prácticamente aquí no hay nada de torturas». Cuándo se le pregunta a qué se refiere con «prácticamente», añade: «Ellos tienen que decir qué es lo que entienden por toturas (...). No hay ningún opositor en la prisión».

Niega además que haya ganado las elecciones de manera fraudulenta, como denuncia la oposición y adelanta que seguirá en el poder mientras el pueblo se lo pida. Por ahora, obtiene casi el 100% de los votos en cada cita electoral.

El mandatario, que permanece aferrado al poder en Guinea Ecuatorial desde el golpe de Estado de 1979, presume de liderar un país petrolero con la renta per cápita más alta de África, con flamantes autopistas de seis carriles, nuevos edificios de bancos, empresas e instituciones que dibujan una moderna y pujante capital. Pese a ello, destaca TVE, «sigue mostrando rincones donde habitan los olvidados del desarrollo». Con todo, según Obiang, «Guinea Ecuatorial siempre ha necesitado el apoyo de España».

Despotismo y corrupción

El pasado julio, Obiang decretó una amnistía general para todos los presos políticos, condenados y preventivos, como gesto ante un diálogo nacional con partidos opositores, pero finalmente se saldó sin que el Gobierno aceptara las medidas democratizadoras que le pedía la oposición.

Partidos como Convergencia para la Democracia Social (CPDS) y Unión de Centro Derecha (UCD) denuncian, además, «la corrupción y el saqueo que está sufriendo el país a manos de sus gobenantes».

En este sentido, las autoridades brasileñas se incautaron el pasado mes de septiembre de más de 16 millones de dólares en dinero en metálico y joyas que el vicepresidente de Guinea Ecuatorial e hijo del presidente, Teodoro Nguema Obiang Mangue, «Teodorín», trataba de introducir en el país a través de un aeropuerto en el estado de Sao Paulo.