Teodoro Obiang y su mujer, Constancia Mangue, votan este domingo en Malabo
Teodoro Obiang y su mujer, Constancia Mangue, votan este domingo en Malabo - AFP

España pone en duda la credibilidad de las elecciones en Guinea Ecuatorial

De los 100 diputados elegidos, 99 pertenecen al partido del presidente, Teodoro Obiang, y sólo uno a la oposición

MadridActualizado:

El Gobierno español puso ayer en duda la credibilidad del proceso electoral celebrado en Guinea Ecuatorial el pasado 12 de noviembre, tras conocerse que, al igual que sucedió en las elecciones celebradas en 1993, de los 100 diputados elegidos, 99 pertenecen al partido del presidente, Teodoro Obiang, y sólo uno a la oposición.

El Ejecutivo había guardado silencio hasta ahora sobre los comicios legislativos y municipales celebrados en la antigua colonia española, cuyos resaltados han sido objeto de críticas por todas las formaciones políticas en España. Diez días después de que tuviera lugar la cita con las urnas, el Ministerio de Asuntos Exteriores difundió un breve comunicado en el que indica que «España ha seguido con particular atención el desarrollo, sin incidentes graves», de las citadas elecciones.

El comunicado subraya que el hecho de que «la práctica totalidad» de los representantes electos pertenezcan a un único partido político «pone en duda la credibilidad del proceso electoral».

Recuerda Exteriores que «los partidos de la oposición y algunas organizaciones de la sociedad civil han denunciado carencias organizativas e irregularidades graves durante la campaña electoral y la propia jornada de votación». A los 99 escaños conseguidos en ela Cámara de Diputados por el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), de Obiang, que lleva 30 años en el poder, hay que sumar los 55 escaños que estaban en juego en el Senado.

Ante esta situación, el Ejecutivo español afirma: «Desde el pleno respeto a la soberanía y a las instituciones de Guinea Ecuatorial, España mantiene un diálogo constante con las fuerzas políticas ecuatoguineanas para promover la democracia, el respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho, elementos básicos para mejorar el bienestar de todos sus ciudadanos».