Netanyahu insta a Abbas a retomar en Nueva York el diálogo de paz
Benjamin Netanyahu - REUTERS

Netanyahu insta a Abbas a retomar en Nueva York el diálogo de paz

El primer ministro israelí pide retomar las relaciones en vez de «perder el tiempo» con la petición de ingreso de Palestina como Estado

ABC
JERUSALén Actualizado:

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, instó este lunes al presidente palestino, Mahmud Abbas, a reunirse con él en Nueva York, donde ambos hablarán ante la Asamblea General de la ONU, para retomar el diálogo de paz, en vez de «perder el tiempo» con la petición de ingreso de Palestina como Estado.

«Llamo al presidente de la Autoridad Palestina (Abbas ) a iniciar negociaciones directas en Nueva York que continúen en Jerusalén o en Ramala (...) en vez de perder el tiempo con acciones unilaterales carentes de expectativas», dijo Netanyahu, según un comunicado difundido esta noche por su oficina.

El jefe de Gobierno israelí reiteró que la apuesta palestina por Naciones Unidas «no es el camino para avanzar hacia la paz», sino las «negociaciones directas», según recoge EFE. Sin embargo, el líder palestino ha confirmado este lunes ante el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, que seguirá adelante con el plan propuesto. En una entrevista concedida a la cadena Fox, Abbás no descartó reunirse «con cualquier funcionario israelí».

Los palestinos han decidido recurrir a la ONU ante la falta de resultados de 20 años de proceso de paz y la parálisis de las últimas negociaciones, estancadas desde septiembre de 2010, apenas tres semanas después de su inicio.

El próximo viernes, Abbas pedirá al Consejo de Seguridad la aceptación de Palestina como Estado miembro de pleno derecho, una iniciativa que cuenta con el rechazo anunciado de Washington, que tiene derecho de veto. «La única solución para conseguir dos Estados, que nosotros apoyamos y queremos conseguir, son las negociaciones», aseguró el lunes Hillary Clinton, secretaria de Estado de EE.UU.

La Administración Obama se mueve en un terreno incómodo. No está dispuesto a dejar de lado a los israelíes, su aliado tradicional; pero tampoco quiere perder la simpatía en la opinión pública árabe conseguida durante la ola de revoluciones en la región, apoyada por EE.UU. Su intención es no ejercer el veto solo en el Consejo de Seguridad. Necesita ganar socios para conseguir al menos los nueve votos necesario para detener una iniciativa sin necesidad de veto. Estados Unidos va a poner todo su empeño diplomático en la misión. El presidente Barack Obama, de hecho, está en Nueva York desde la noche del lunes.