Muere el primer soldado estadounidense en la batalla de Mosul

El mando de EE.UU. informó de su muerte por la detonación de un «explosivo improvisado», pero no precisó si participaba en la ofensiva para reconquistar la ciudad iraquí, controlada por Daesh, en apoyo a las tropas de ese país y los peshmergas kurdos

WashingtonActualizado:

Un soldado estadounidense ha muerto este jueves en el norte de Irak por la detonación de «un explosivo improvisado», según informó el mando de EE.UU. encargado de las operaciones contra el grupo yihadista Daesh en Irak y Siria. No obstante, la información no especificaba si la víctima mortal participaba en la ofensiva para reconquistar Mosul (Irak), ciudad controlada por el autoproclamado Estado Islámico (EI), en apoyo a las tropas iraquíes y a los peshmergas kurdos.

«Un militar estadounidense murió por heridas causadas por un explosivo improvisado detonado en el norte de Irak. Los detalles se divulgarán cuando sea apropiado», indicó la oficina de prensa de la misión estadounidense contra el grupo yihadista.

Estados Unidos ha empotrado a entre 100 y 200 militares en la ofensiva hacia Mosul para realizar labores de asistencia, inteligencia y apoyo de los 30.000 efectivos iraquíes, peshmerga y de milicias tribales que avanzan para recuperar la ciudad del norte de Irak, en manos del EI desde el verano de 2014.

Pese a que el Pentágono asegura que sus soldados no tienen un rol de combate, el caos de la batalla y la dificultad de definir una clara línea de frente puede exponer a los estadounidenses al combate, especialmente en esta ofensiva, la más importante de las realizadas contra Daesh en Irak.

Las tropas iraquíes y del Kurdistán iraquí comenzaron a avanzar hacia Mosul el lunes y han tomado más rápido de lo previsto algunas localidades que rodean la ciudad.

Guerra urbana

No obstante, lo peor se espera cuando las fuerzas aliadas de Estados Unidos se aproximen a Mosul, donde los yihadistas han levantado posiciones defensivas y se preparan para una guerra urbana que puede resultar en un alto número de muertos militares y civiles.