El nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel (derecha), ayer con su todavía antecesor, Raúl Castro
El nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel (derecha), ayer con su todavía antecesor, Raúl Castro - AFP

Miguel Díaz-Canel, un «joven» fiel al Partido Comunista de Cuba

La relativa juventud del nuevo presidente de Cuba (mañana cumplirá 58 años) no le hace necesariamente un aperturista

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Si alguien cree que Miguel Díaz-Canel puede ser el Gorbachov de Cuba, las declaraciones que se le han escuchado parecen desmentirlo. El que a partir de hoy será previsiblemente el nuevo presidente en la isla ha dado claras muestras de fidelidad a la revolución castrista e incluso ha dejado traslucir ciertas reticencias hacia el incipiente sector privado que su predecesor ha consentido. Díaz-Canel criticó que los medios internacionales dieran a los emprendedores «mucho bombo y platillo», porque, «quieren convertir este sector no estatal en un sector de oposición a la revolución».

Su relativa juventud (mañana cumplirá 58 años) no le hace necesariamente un aperturista. Desde que vino al mundo en 1960 no ha conocido otra cosa que el régimen establecido por Fidel Castro. En el aparato del partido fue escalando puestos, desde sus inicios en las juventudes comunistas en Villa Clara, su provincia natal, hasta el Buró Político. Graduado en ingeniería electrónica, en 2009 fue nombrado ministro de Educación Superior. En 2012 se convirtió en vicepresidente del Consejo de Ministros y al año siguiente pasó a ser el primer vicepresidente.

Con todo, a Díaz-Canel se le atribuye un carácter sencillo y tolerante. Se sabe de él que de mozo le gustaban los Beatles y que en Villa Clara respaldó un club que ofrecía espectáculos de travestis. Ha estado dos veces casado y tiene dos hijos fruto del primero de sus matrimonios.