Este atentado ha tenido lugar varios días después de otro ataque contra la fuerza internacional G5 Sahel
Este atentado ha tenido lugar varios días después de otro ataque contra la fuerza internacional G5 Sahel - AFP

Un convoy militar francés atacado con un coche bomba en Mali

El atentado coincide con la visita de Macron a Mauritania para participar en la cumbre de la Unión Africana

BAMAKOActualizado:

Soldados franceses de la Operación Barkhane fueron atacados hoy con un coche bomba en una carretera cercana a Bourem, en la región de Gao, en Mali. El atentado, que causó un gran número de víctimas civiles, tuvo lugar coincidiendo con la cumbre de la Unión Africana (UA) que se está celebrando estos días en la vecina Mauritania, y entre cuyos temas a tratar se encuentra el de la seguridad en la región.

Desde París, una fuente del Ejército francés aseguró que ningún soldado francés había muerto en este ataque. «No hay ningún muerto entre los soldados franceses», dijo a Afp el portavoz del Estado Mayor francés, el coronel Patrik Steiger, quien indicó que el atentado había sido contra un convoy de vehículos militares, formado por tres unidades francesas que se sumaron a las tropas malienses. Según una fuente hospitalaria en Gao, «al menos dos civiles murieron y una decena de personas resultaron heridas».

«Una patrulla de la operación Barkhane fue blanco de un coche bomba liderado por un kamikaze (...) de Gao», dijo un residente de Gao. El vehículo en cuestión «cerró el paso» a los militares «y el atacante suicida se hizo estallar», explicó Fatouma Wangara.

Hasta el momento nadie ha reclamado la responsabilidad del ataque, que ha tenido lugar un mes antes de las elecciones presidenciales, previstas para el 29 de julio.

Ataques al G5-Sahel

El gobierno francés ofreció su ayuda al Ejecutivo maliense el sábado para reforzar la seguridad en Mali, y particularmente en las instalaciones de la fuerza conjunta G5-Sahel después de que esta sufriera un ataque el viernes en Mopti (centro del país) que se saldó con seis muertos.

El G5 Sahel es una fuerza militar conjunta auspiciada principalmente por Francia e integrada por Mali, Níger, Mauritania, Burkina Faso y Chad que tiene como objetivo la lucha contra el terrorismo yihadista y que, tras atravesar una larga fase embrionaria, ha comenzado a incrementar su actividad en los últimos meses.

La violencia yihadista ha aumentado en el Sahel con grupos vinculados a Al Qaida y a Daesh que utilizan el centro y el norte de Mali como plataforma para ataques en toda la región.

Aunque las potencias occidentales han proporcionado importantes fondos para combatir el terrorismo yihadista, la fuerza G5 se ha visto obstaculizada por los costos de desembolso y la coordinación entre los cinco países.

Está previsto que el presidente francés, Emmanuel Macron, que el año pasado criticó que el G5 tardaba demasiado en establecerse, viaje este lunes a Mauritania para participar en la cumbre de la Unión Africana.