Foto de familia de los firmantes. La segunda por la izquierda, la ministra española de Defensa, Margarita Robles
Foto de familia de los firmantes. La segunda por la izquierda, la ministra española de Defensa, Margarita Robles - ABC

Francia lanza una fuerza de intervención militar europea al margen de la UE y que incluye a España

Reino Unido también participará en el grupo de nueve países, ligándose así a la defensa europea tras el Brexit

MadridActualizado:

España se adhirió este lunes a la Iniciativa Europea de Intervención (IEI) de la que forman parte nueve países. Se trata de un proyecto de defensa ideado por el presidente francés, Emmanuel Macron, con el objetivo de formar coaliciones militares que reaccionen ante crisis cerca de las fronteras europeas. Todo ello al margen de la OTAN, de la UE y de Estados Unidos.

Los otros países de la iniciativa son: Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca, Estonia y Portugal. La rúbrica del acuerdo tuvo lugar en una reunión paralela en el marco del Consejo de Exteriores y Defensa de la Unión Europea, que tuvo lugar en Luxemburgo.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, propuso la idea en un discurso el pasado septiembre, en un principio recibido con escepticismo, porque la UE había acordado en diciembre un acuerdo de defensa dirigido a desarrollar fuerzas y armamento de forma conjunta.

Francia ha liderado esta iniciativa teniendo presente la operación militar que tuvo que llevar a cabo en solitario en enero de 2013 para frenar un avance yihadista sobre la capital de Malí, país que se derrumbaba. Apenas contó con apoyo internacional en el momento más complicado.

«Nuestra convicción es que los europeos deberíamos ser fuertes, más capaces que nunca de protegernos a nosotros mismos y nuestra soberanía», aseguró la ministra francesa de Defensa, Florence Parly, tras la celebración del acto.

La clave británica

La entrada del Reino Unido en este proyecto le otorga un valor añadido a la Iniciativa Europea de Intervención ya que es, junto a Francia, la principal potencia militar europea con un presupuesto de defensa de 50.700 millones de dólares y unas fuerzas armadas de 150.250 efectivos, además de poseer el arma nuclear.

Este foro supondrá otro nexo de unión de Reino Unido con países de la UE en materia militar, más allá de la Alianza Atlántica. «A medida que las negociaciones del Brexit prosiguen, el Gobierno de Reino Unido ha manifestado su deseo de permanecer, sin condiciones previas, como una pieza clave de la defensa y la seguridad europea», aseguró recientemente a ABC Frederick Penn Curzon, secretario de Estado de Defensa, presente ayer en la firma de Luxemburgo. Reino Unido también tiene interés en participar industrialmente en los proyectos futuros de la Cooperación Estructurada Permanente. Para este último objetivo buscaría rubricar algún tipo de tratado con la UE.

Por su parte, desde el Ministerio de Defensa español se alude a la «Initiative européenne d’intervention» con el nombre de «Iniciativa Europea de Compromiso Estratégico» y, según las fuentes ministeriales, busca el desarrollo de una «cultura estratégica compartida», cuyo principal objetivo es crear un espacio común de anticipación operativa, inteligencia, planeamiento y apoyo mutuo.

«Esta iniciativa, materializada a través de un foro de diálogo y cooperación, no pretende crear nuevas estructuras ni fuerzas conjuntas sino que discurre de manera paralela y compatible con otras iniciativas bilaterales o multilaterales y en refuerzo de las principales organizaciones internacionales de seguridad y defensa, como la ONU, la OTAN, la OSCE, y de forma destacada, con importante vocación europea», aseguró el Ministerio de Defensa español en un comunicado.