Varios bomberos inspeccionan los escombros tras el incendio
Varios bomberos inspeccionan los escombros tras el incendio - EFE

Al menos 78 muertos a causa de un incendio en Bangladés

El fuego se habría registrado en un almacén de productos químicos de una zona residencial de Daca

Actualizado:

Un incendio devastador ha devorado un distrito comercial centenario y densamente poblado en la ciudad de Daca, en Bangladés, matando al menos a 78 personas, aunque las autoridades temen que la cifra pueda aumentar a medida que se acceda a las edificaciones que han sido reducidas a cenizas y debido al estado crítico de numerosos heridos.

El incendio en el área de Chawkbazar de Dhaka se ha controlado después de más de 10 horas de frenéticos esfuerzos por los bomberos de la ciudad. Algunas de las aproximadamente personas heridas tienen quemaduras críticas. Se cree que los miembros de una fiesta nupcial están entre las víctimas del desastre. Aún no está claro lo que inició el incendio. La mayoría de los cuerpos estaban que ya se han rescatado está carbonizados más allá del reconocimiento.

El distrito de Chawkbazar, que data de la época de la dinastía Mughal hace unos 400 años, está repleto de edificios separados por callejones estrechos, con residencias comúnmente ubicadas sobre tiendas, restaurantes o almacenes en las plantas bajas. Es una zona donde abundan los negocios con productos químicos y fábricas de perfumes locales, aunque las autoridades prohibieron el almacenamiento de este tipo de géneros inflamables después de un incendio mortal en 2010 que acabó con la vida de 124 personas.

El fuego comenzó cerca de la medianoche del miércoles en uno de los edificios pero se extendió con rapidez en esta zona centenaria de la capital de Bangladés. El subdirector adjunto del Departamento de Bomberos y Defensa Civil, Tarek Hasan Bhuiyan, ha confirmado que el número de víctimas mortales se encuentra en 78 pero ha añadido el temor a que la cifra pueda aumentar. El servicio de bomberos del país ha señalado que además 41 personas han resultado heridas por el incendio y han sido trasladadas al Hospital del Colegio Médico de Daca.

El fuego se ha originado alrededor de las 22.40 (hora local) en un almacén de productos químicos que se encontraba en la planta baja de un edificio de cinco plantas situado en la Ciudad Vieja de Daca. Numerosos testigos han dicho ante las televisión locales que muchos cilindros de gas almacenados en los edificios continuaron explotando uno tras otro. Asimismo, han detallado que el incendio también provocó explosiones en los tanques de combustible de algunos de los vehículos que se atascaron en el tráfico frente a los edificios destruidos.

Causas desconocidas

Algunos informes han explicado que muchos de los muertos eran peatones, compradores o comensales que murieron rápidamente cuando explotaron varios cilindros de gas, y el fuego envolvió los edificios cercanos muy rápidamente. Los primeros en responder a la emergencia se demoraron en llegar al sitio por varios motivos, incluido el cierre de carreteras como parte de las conmemoraciones de los días festivos nacionales de este jueves.

Justo después de la medianoche, cuando el fuego estalló, el primer ministro y presidente de Bangladés depositaron coronas en un monumento a menos de una milla (kilómetro) de distancia para conmemorar a los manifestantes que murieron en una protesta ocurrida en 1952.

Los oficiales de bomberos dijeron que los cierres de carreteras empeoraron el tráfico, frenando la velocidad de algunos de los camiones de bomberos que viajan al sitio. El jefe del servicio de bomberos ha señalado que las llamas se han propagado rápidamente a otros tres edificios cercanos. Un total de 37 unidades de Bomberos han logrado controlar el fuego alrededor de las 3.00 (hora local) de este jueves, tal y como ha recogido el diario local 'The Daily Star'..

Hasta el momento se desconocen las causas del suceso. Según el diario «Dhaka Tribune», en el edificio también había un almacén de plásticos y estaba repleto de material inflamable. La primera ministra de Bangladés, Sheij Hasina, ha expresado una profunda conmoción y ha ordenado a las autoridades que brinden el apoyo necesario a las familias de las víctimas.

Zona centenaria

La mayoría de los edificios en esta zona centenaria e histórica se usan tanto para fines residenciales como comerciales, a pesar de las advertencias de la posibilidad de que se produzcan numerosas víctimas a causa de los incendios. De hecho, otro suceso similar al acaecido este jueves acabó con la vida de al menos a 124 personas en 2010. Las autoridades habían prometido someter a los edificios a regulaciones y retirar los almacenes con productos químicos de los edificios residenciales. Aunque después de ese incidente, un comité sugirió la eliminación de todos los almacenes de productos químicos de las áreas residenciales, los críticos aseguran que no se han dado pasos significativos en los años posteriores y prueba de ello es lo sucedido este jueves.

Hace solo una semana, las autoridades anunciaron una campaña para identificar negocios químicos ilegales en el antiguo Daca. En el pasado ya se realizaron campañas similares, pero ninguna de ellas fue particularmente exitosa, según denuncia la cadena británica «BBC».

Estas tragedias son sorprendentemente comunes en este país asiático, donde incendios, inundaciones, hundimientos de transbordadores y otros desastres suelen costar decenas de vidas. Precisamente, en 2012, un terrible incendio en una fábrica de ropa a las afueras de Daca mató a 112 personas atrapadas tras unas puertas cerradas. Pero es que seis meses después y otro inmueble que albergaba fábricas textiles se derrumbó y acabó con la vida de 1.100 personas.