Jóvenes musulmanas, en el centro de París J. P. Q.

La mayoría de los franceses cree que el islam es un factor cultural negativo

Según un sondeo de «Le Figaro», para un 63% de los franceses es hoy «demasiado visible» en Francia

CORRESPONSAL EN PARÍSActualizado:

El Islam se ha transformado en un problema de fondo para Francia. Una gran mayoría de franceses estima que las mezquitas, el velo islámico y el número creciente de musulmanes es un factor cultural «negativo» o «muy negativo» para Francia.

Según un sondeo que publica este viernes el diario «Le Figaro», el 47% de los franceses estiman que la «comunidad musulmana» es «más bien una amenaza». Apenas un 19% estiman que se trata de un «enriquecimiento cultural» mientras que un 34% «no es ni amenaza ni enriquecimiento».

Entre los 65 millones de franceses, 4 o 5 millones son ciudadanos franceses de religión musulmana. En Francia hay entre 2.500 mezquitas o lugares de culto, frecuentados de manera bastante asidua.

Según el mismo sondeo de «Le Figaro», un 52% de los franceses son contrarios a la construcción de nuevas mezquitas, que solo es apoyada por un 13% de franceses. Un 27% de los franceses se dicen «indiferentes» a la construcción de nuevas mezquitas.

Según el mismo sondeo, siempre, un 63% de los franceses son contrario al velo islámico, en la calle y lugares públicos. Apenas un 9% se dice favorable al velo islámico, que deja indiferente a un 28% de franceses.

Primera nación musulmana de Europa

El sondeo de «Le Figaro» concluye con estos datos: un 68% de los franceses estima que los musulmanes «están mal integrados», incluso si son ciudadanos franceses, administrativamente. Para un 63% de los franceses el islam es hoy «demasiado visible» en Francia.

Esa llamativa degradación de la imagen pública del islam en Francia, que es ya la primera «nación musulmana de Europa», coincide con la emergencia de varios problemas paralelos.

En Francia hay unas 780 zonas urbanas en riesgo (ZUR), suburbios, «banlieue» donde el islam radical ha encontrado un inquietante vivero de vocaciones yihadistas. Al mismo tiempo, la emergencia de una «moda francesa musulmana» se ha transformado en un fenómeno de sociedad de nuevo cuño: varias marcas de distribución de ropa femenina comienzan a incluir «modelitos» destinados a las mujeres musulmanas. Hace días, las estudiantes musulmanas del influyente Les instituts d'études politiques / Sciences Po. organizaron con éxito una «jornada del velo islámico», abriendo un nuevo debate sobre la «visibilidad» de los musulmanes franceses en la escena pública.