Los inmigrantes reciben con alegría el anuncio del primer ministro maltés
Los inmigrantes reciben con alegría el anuncio del primer ministro maltés - AFP

Malta autoriza el desembarco de 49 inmigrantes para su traslado a ocho países de la UE

La Comisión Europea ha expresado su satisfacción por el acuerdo alcanzado

Corresponsal en RomaActualizado:

La odisea que viven desde hace tres semanas 49 inmigrantes en dos barcos de dos ONG alemanas en medio del Mediterráneo, sin que ningún país les ofreciera puerto para atracar, ha llegado a su fin este miércoles, después de su desembarco en Malta. Tras largas negociaciones de Malta, Bruselas y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, se ha llegado a un acuerdo para que desciendan en la isla y luego viajen a Italia, Alemania, Francia, Portugal, Irlanda, Rumanía, Luxemburgo y Holanda.

Antes, el vicepresidente del gobierno y ministro del Interior, Matteo Salvini, ha cerrado la puerta al acuerdo. Desde Varsovia, donde se entrevistó con el ultraconservador polaco Jaroslaw Kaczynski, el ministro del Interior fue tajante en su rechazo al acuerdo: «Lo mismo da ocho que ochenta inmigrantes, yo no autorizo a ninguno a entrar en Italia. Hay que consultar antes de adoptar decisiones como esta». Aunque muy irritado, el líder de la Liga excluye que la profunda división abierta en el seno del Ejecutivo sobre inmigración conduzca a una crisis de Gobierno. Al mismo tiempo ha hecho saber que en la noche habrá una reunión con el primer ministro: «Pretendo una clarificación inmediata en las próximas horas. Apenas vuelvo a Italia».

Salvini, contra todos

Sobre este caso, Matteo Salvini mantiene desde hace días un duro enfrentamiento con el primer ministro Conte. El líder de la Liga había reiterado públicamente que los puertos italianos estaban cerrados y que ni siquiera un solo inmigrante entraría en Italia. Ante la intransigencia de Salvini, el premier Conte manifestó al programa «Porta a Porta» de la RAI: «Acojamos mujeres y niños, hay un límite a cualquier política de rigor. Si Salvini no permite desembarcar a los inmigrantes, voy a cogerlos yo en avión y los traigo a Italia», dijo Conte. De inmediato le replicó con dureza el ministro del Interior en Twitter, amenazando de forma velada consecuencias serias para el gobierno: «A Italia se llega con el permiso, yo no cambio idea. Hasta que no se bloquee a los traficantes de seres humanos, continuarán a partir y morir miles de personas». A la idea del premier Conte de ir a recogerlos en avión, Salvini apostilló: «¿Ir a por ellos con avión? Sí, pero para llevarlos a su país».