S. BOREL

El joven inmigrante que trepó varios pisos para salvar a un niño ya es bombero en París

Mamadou Gassama se ha incorporado al cuerpo de la capital, tal y como muestra una imagen subida en Twitter

Actualizado:

Mamadou Gassama, el joven maliense de 22 años que hace unas semanas trepó cuatro plantas de un edificio de París para rescatar a un niño a punto de precipitarse desde una terraza, ha comenzado en su trabajo como bombero. Así lo ha señalado la cuenta de Twitter Bomberos de París, que ha publicado una fotografía de Gassama junto a sus nuevos compañeros y un breve mensaje: «24 nuevos voluntarios del servicio cívico, entre ellos Mamadou Gassama, se han unido esta tarde a la brigada de bomberos de París. Les felicitamos».

Tras su gesta, el Elíseo prometió a Gassama la concesión de la nacionalidad francesa y pasar a formar parte del cuerpo de bomberos de París. Su gesta, muy comentada en las redes sociales, obtuvo el aplauso del presidente de Francia, Emmanuel Macron, que le recibió y le felicitó por su heroicidad.

Un inmigrante que cruzó el Mediterráneo

Gassama nació en Malí y llegó a París en septiembre del año pasado. Su país, una antigua colonia francesa, ha sufrido graves episodios de violencia azuzados por grupos yihadistas.

Antes de alcanzar París, el joven hizo un periplo conocido por muchos otros inmigrantes que abandonan África. Según confesó al periodista Jean-Jacques Bourdin en su programa matinal, pasó por «Niger, Burkina Faso», y luego, en Libia, tomó un barco en que cruzó el Mediterráneo, que le condujo hasta las costas de Italia. Fue afortunado. Según los datos de marzo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), un total de 3.139 personas murieron en travesías similares en 2017, y 501 en lo que va de 2018. Los que logran sobrevivir suelen recordar los abusos de las mafias que negocian con su desesperación. «Fue difícil. Éramos muchas personas», explicaba el joven, describiendo la embarcación en la que hizo su viaje.