El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, a su llegada a Bagdad este martes
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, a su llegada a Bagdad este martes - Afp

Irán planeaba «ataques inminentes» contra intereses de EE.UU. en Irak, según Pompeo

Tras el despliegue de un portaaviones al golfo Pérsico, el jefe de la diplomacia estadounidense espera que Teherán «se lo piense dos veces»

Actualizado:

Estados Unidos obtuvo información «muy concreta» de que Irán planeaba «ataques inminentes» contra intereses norteamericanos en Irak, lo que habría llevado a Mike Pompeo a cancelar la reunión que tenía prevista este martes con Angela Merkel y desplazarse por sorpresa a Bagdad.

Así lo explicó en la capital iraquí el propio secretario de Estado de EE.UU. a los periodistas que le acompañan. Su viaje coincide con el envío del portaviones USS Abraham Lincoln al golfo Pérsico y con el anuncio del régimen de los ayatolás de que reducirán sus compromisos con el pacto nuclear, del que Donald Trump decidió hace justo ahora un año sacar a su país.

«Estados Unidos va a defender sus intereses allá donde estemos y siempre, y siempre nos aseguraremos de que tenemos una estructura de fuerza que creamos que puede cumplir con ese objetivo -señaló Pompeo-. Por tanto, mi visita, las acciones tomadas por el Departamento de Defensa, los mensajes que hemos enviado a los iraníes, espero que nos sitúen en una posición en la que podamos impedirlo y que los iraníes se lo pensarán dos veces antes de atacar intereses estadounidenses».

Durante su breve estancia en Bagdad, Pompeo se entrevistó con el presidente y el primer ministro de Irak, Barham Saleh y Adel Abdel Mahdi, respectivamente.

Pompeo, con el presidente iraquí, Barham Salih, en Bagdad
Pompeo, con el presidente iraquí, Barham Salih, en Bagdad - Reuters

El jefe de la diplomacia estadounidense indicó a los periodistas que no podía dar más detalles sobre las amenazas de las que había hablado con los iraquíes, pero apuntó que el Departmento de Defensa ha señalado que la información era «muy concreta». «Estos ataques eran inminentes, es decir, eran ataques que iban a suceder bastante pronto», aseguró Mike Pompeo. «Nos enteramos, hemos tomado todas las medidas que podemos para impedirlos -añadió-. Más allá de eso, no puedo decir más».

En todo caso, recibió garantías tanto del presidente como del primer ministro de Irak de que asumían que es su responsabilidad proteger adecuadamente a los estadounidenses en su territorio.

Lucha contra los reductos de Daesh

En sus conversaciones, también abordaron el trabajo que aún queda por hacer para completar la destrucción de Daesh, que todavía conserva algunos reductos en Irak «mucho má dispersas de lo que estaban», indicó el secretario de Estado norteamericano.

Así mismo, se refirió a los campos de detención en los que hay que asegurarse de que «aquellos que eran terroristas siguen bajo control y no se les deja sueltos, y aquellos que eran simplemente miembros de familias inocentes, niños, son devueltos». «Son miles de personas las que tenemos que manejar, con lo que no es un desafío menor. No todos son terroristas, muchos son familias, mujeres y niños. Pero para separarlos, para hacer el trabajo, se va a realizar un gran esfuerzo con los aliados».

Así mismo, el secretario de Estado norteamericano habló con los dirigentes iraquíes sobre la ayuda de EE.UU. para paliar sus necesidades de infraestructura eléctrica, gasística, petrolífera e hidráulica, de manera que el próximo verano u otoño se pueda observar efectos reales y positivos.