El portaaviones USS Abraham Lincoln - ABC

Un portaaviones de EE.UU. se dirige al golfo Pérsico ante la amenaza de Irán de volver al programa nuclear

La cúpula militar norteamericana solicitó el despliegue al ser advertido de un posible rearme de Teherán incompatible con sus compromisos de desnuclearización

Corresponsal en WashingtonActualizado:

La decisión del gobierno de Estados Unidos de enviar urgentemente a un portaaviones junto con un grupo de bombarderos a aguas del golfo Pérsico ha disparado la tensión con Irán justo cuando se cumple un año de la retirada de Washington del acuerdo de desnuclearización.

La cúpula militar pidió al Pentágono el despliegue del portaaviones de la clase Nimitz de la Armada USS Abraham Lincoln por una decisión del régimen iraní no revelada, pero que presentaba un riesgo específico para Estados Unidos y sus aliados en el golfo Pérsico. El secretario de Defensa en funciones, Patrick Shanahan, autorizó el traslado del portaaviones junto con un grupo de bombarderos de la Fuerza Aérea.

Según medios estatales iraníes citados por Reuters, el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, va a anunciar la «reducción de los compromisos» con el acuerdo nuclear de 2015, lo que podría significar retomar parte del programa nuclear que había paralizado.

El general del Marine Corps Kenneth McKenzie, que está al frente del Comando Central norteamericano, solicitó el despliegue al ser advertido de un posible rearme de Irán incompatible con sus compromisos de desnuclearización. Según fuentes del Pentágono citadas por «The Washington Post» existía un riesgo por parte de Irán para intereses norteamericanos en el Golfo y Oriente Próximo.

El USS Lincoln estaba en aguas del Mediterráneo y se dirige ahora hacia el golfo, cruzando el canal de Suez.

Un año de la salida de EE.UU. del pacto nuclear

Se cumple precisamente mañana miércoles un año desde que Donald Trump anunciara la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán. Desde entonces la Casa Blanca ha reanudado las sanciones y, sobre todo, ha incluido a la Guardia Revolucionaria del régimen de los ayatolás en la lista de grupos terroristas internacionales.

En el Golfo ya se encuentra el buque de asalto anfibio de la clase Wasp USS Kearsarge con un destacamento de la unidad 22 del Marine Corps y varios cazas y helicópteros.

Según dijo el consejero de Seguridad Nacional norteamericano, John Bolton, en un comunicado, «EE.UU. no busca ninguna guerra contra el régimen iraní, pero estamos completamente preparados para responder a cualquier ataque iraní, ya sea por medio de cualquier intermediario, por parte de la Guardia Revolucionaria o las fuerzas armadas iraníes».