El presidente Trump mientras se dirige a un servicio religioso este domingo en Florida
El presidente Trump mientras se dirige a un servicio religioso este domingo en Florida - REUTERS

El informe Mueller renueva la apuesta de los demócratas por el «impeachment» de Trump

La recusación del presidente de EE.UU. es improbable con un Senado de mayoría republicana

Corresponsal en Nueva YorkActualizado:

El informe del fiscal especial Robert Mueller sobre la trama rusa ha vuelto a dar vida al fantasma que planea sobre Donald Trump desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017: el «impeachment» o juicio político para la recusación del presidente.

Es una apuesta política de alto voltaje, que podría ser impopular en votantes que los demócratas necesitan en 2020 –como republicanos moderados e independientes–, que no tiene un apoyo unánime en el liderazgo del partido y que es improbable que triunfe porque los republicanos tienen mayoría en el Senado.

Mueller no determina que Trump o su campaña se coordinara con Rusia para alterar el resultado de las elecciones de 2016, pero hace un retrato dañino de la victoria del multimillonario neoyorquino y de sus primeros años en la Casa Blanca: repasa numerosos contactos de su campaña con agentes rusos, constata que Rusia interfirió en las elecciones para beneficiar a Trump y describe una decena de episodios que apuntan a que el presidente obstruyó a la justicia, un delito del que Mueller optó por no exonerar a Trump.

Desde la publicación del informe, crece entre los demócratas el debate sobre si impulsar o no el «impeachment», una opción que hasta ahora parecía no tener apoyos fuertes. Una de las candidatas presidenciales más sólidas en las primarias demócratas, la senadora Elizabeth Warren, se desmarcó el viernes apostando por impulsar la recusación: «La severidad de la conducta del presidente exige que los representantes de ambos partidos dejen de lado sus consideraciones políticas y cumplan el mandato constitucional». Ayer, varios pesos pesados del partido en el Congreso –donde los demócratas controlan la Cámara de Representantes– admitían que la posibilidad de la recusación ya no es lejana.

Jerrold Nadler, presidente el Comité Judicial de la cámara baja, el órgano que impulsa el «impeachment», aseguraba en la cadena NBC que no descartaba la opción y que si la obstrucción a la justicia «se comprueba», sería «recusable». Antes de tomar la decisión, buscarán tener el informe completo y que Mueller y el fiscal general, William Barr, comparezcan en el Congreso. Elijah Cummings, que preside el Comité de Supervisión, también dijo en la CBS que es una posibilidad y que el informe obliga a los legisladores a seguir investigando.