Juan Guaidó, este jueves en Caracas
Juan Guaidó, este jueves en Caracas - Afp

Guaidó rechaza un diálogo para «mantener a violadores de derechos humanos en el poder»

En una carta dirigida a los presidentes de México y Uruguay, el presidente interino de Venezuela les pide que se sitúen en «el lado correcto de la historia»

MadridActualizado:

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, ha rechazado con rotundidad la propuesta de diálogo con Nicolás Maduro de los presidentes de México y Uruguay, Andrés Manuel López Obrador y Tabaré Vázquez. En una carta dirigida a ambos mandatarios, que el propio Guaidó ha difundido a través de su cuenta de Twitter, asegura que «las fuerzas democráticas, las instituciones legítimas, y mucho menos el pueblo Venezuela» participará en «conversaciones y negociaciones cuyo propósito sea mantener a violadores de Derechos Humanos en el poder por la vída del engaño, como ha quedado evidenciado suficientemente que pretendieron hacer en otras oportunidades».

«La dictadura de Nicolás Maduro no ha cambiado su postura: Se han burlado en la cara del pueblo venezolano, negando el ansiado cambio político que el pueblo venezolano ha buscado incesantemente», sostiene en la misiva.

Guaidó recalca que solo estarán interesados en una negociación para acordar definitivamente «los términos del cese de la usuapación, que permitan el traspaso efectivo del poder a representantes legítimos del pueblo venezolano par iniciar un proceso de transición que culmine con la realización de elecciones libres».

El presidente interino de Venezuela, pide a López Obrador y Tabaré que «reflexionen y se coloquen del lado correto de la historia, que no es otro que el de la Libertad, la Democracia, la Justicia, la Paz, la Justicia Social y el Bienestar y Progreso para todos». En este sentido, recuerda que el nobel de la Paz Desmond Tutu afirmaba que «si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor». «En este momento histórico que atraviesa nuestro país -señala Juan Guaidó-, ser neutral es estar del lado de un régimen que ha condenado a cientos de miles de seres umanos a la miseria, al hambre, al exilio, e incluso a la muerte. Es ponerse del lado de unos pocos que han secuetrado al poder para su beneficio propio, y que se han demostrado capaces de perseguir, torturar y hasta asesinar para mantener esos privilegios».

El «presidente encargado de Venezuela» invita también los presidentes de México y Uruguay a ser «colaboradores y facilitadores ante el régimen que hoy usurpa la Presidencia» de la exigencia de restituir el orden constitucional para iniciar un gobierno de transición que lleve a unas «elecciones verdaderamente libres». «Cualquier otra cosa que se aleje de este marco de negociación, solo servirá para prolongar el sufrimiento de millones de venezolanos ante las consecuencias del accionar de un régimen que fracasó, y en su ocaso, pretende aferrarse al poder con acciones que agravarán la crisis económica, social y política de Venezuela», asegura Guaidó.