Las Fuerzas especiales de Maduro abandonan la casa de Guaidó antes de que este llegara

Según ha sabido ABC, el presidente ilegítimo habría ordenado la detención del presidente interino, pero no han llegado a ejecutarla

MadridActualizado:

El presidente ilegítimo Nicolás Maduro aumenta la presión contra el presidente interino Juan Guaidó. Este jueves, denunciaba en su cuenta de Twitter que la Fuerza Armada Especial de la Policía Nacional habían estaban en su domicilio. Ocurría pocos minutos de que el presidente interino hubiera concluido la persentación de su «Plan País».

Guaidó, a través de las redes sociales, responsabilizó a Nicolás Maduro de lo que pudiera pasarle a su hija de 20 meses y su familia por el acoso policial del que son objeto.

«La familia se respeta», dijo Guaidó al Gobierno desde la puerta de su casa una vez estuvo a salvo con su esposa y su hija. «Llegaron a mi casa varios funcionarios buscando información de mi familia para intimidarnos. Una familia que está solo al servicio de Venezuela. Quiero agradecer al cuerpo diplomatico que están aquí reportando este momento», señaló.

La denuncia la hizo tras abandonar la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde presentó el Plan País. «El FAES (Fuerza Armada Especial de la Policía Nacional) está en mi domicilio, en mi casa familiar. Hago responsable al ciudadano Nicolás Maduro, por la integridad de mi hija que allí se encuentra».

Su residencia familiar se encuentra en la urbanización de Santa Fe, al sureste de Caracas. Los temibles agentes de la FAES han rodeado el edificio donde vive la madre de Fabiana Rosales pero los vecinos han hecho un escudo humano para impedir que la policía llegue al lugar.

Antes de que llegara Guaidó a su domicilio, acompañado de su esposa Fabiana, simpatizantes y de numerosos periodistas, ya se habían retirado las FAES, que según ha podido saber este periódico habrian recibido la orden, directamente de Maduro, de detener a Guaidó. Orden que finalmente no ejecutaron.

Se trataría de la segunda vez que las fuerzas de seguridad del régimen de Maduro intentan arrestar a Guaidó, tras el secuestro express del que fue víctima el pasado 13 de enero por parte de agentes del Sebin, la policía política chavista, pero que finalmente tampoco le detuvieron.