Fillon se recupera en las encuestas a costa del estancamiento de Macron y Le Pen

El candidato de Los Republicanos vio perjudicadas sus opciones en la carrera electoral francesa por las revelaciones sobre los supuestos empleos ficiticios de su mujer en el Parlamento

Corresponsal en ParísActualizado:

Marine Le Pen y Emmanuel Macron se estancan, cuando la candidatura de François Fillon a la presidencia de la República parece recuperarse con el apoyo masivo de las familias conservadoras y las redes sociales, beneficiándose de un cierto rechazo contra el hostigamiento periodístico.

Nicolas Sarkozy, ex presidente, fue el primero en dar su espaldarazo personal a Fillon, la semana pasada, sugiriéndole una «apertura» a todas las derechas nacionales, apoyándose en el «núcleo central» del electorado conservador: más del 70 % de los electores de centro derecha dicen que «no cambiarán» su voto, sea cual sea la evolución del «Penelopegate», el escándalo de los 900.000 euros cobrados por Penelope Fillon por un empleo más o menos ficticio de asistenta parlamentaria.

Mañana se reúnen en París los amigos políticos de Alain Juppé, alcalde de Burdeos, candidato derrotado en la primaria conservadora de finales de noviembre, para confirmar su «apoyo sin tacha» a Fillon.

Bruno Le Maire, candidato eliminado en la primera vuelta de las primarias conservadora, insiste en que «sería suicida cambiar de candidato: Fillon es nuestro hombre y puede ser el próximo presidente de Francia».

Tras las llamaradas del «Penelopegate» Fillon parece beneficiarse de un aparente rechazo contra el «hostigamiento periodístico permanente». A través de las redes sociales, se han multiplicado iniciativas muy diversas, apoyando a Fillon y pidiéndole «más energía» para defender los valores del centro derecha.