Frauke Petry abandona la rueda de prensa depués de renunciar a su escaño delante de los medios
Frauke Petry abandona la rueda de prensa depués de renunciar a su escaño delante de los medios - AFP

Escisión en Alternativa para Alemania

Frauke Petry abandona AfD, después de renunciar a su escaño ante la prensa internacional

BERLÍNActualizado:

Alternativa para Alemania (AfD), el partido anti euro y anti extranjeros que llegaba al Bundestag al grito de «hemos venido para quedarnos», no aguanta ni el primer asalto. Frauke Petry, presidenta de la formación hasta el pasado mes de abril y en cuya región ha conseguido quedar como candidata más votada con el 27% de las papeletas, acaba de anunciar que abandona el partido, creando una escisión que deja a AfD diezmado antes incluso de comenzar siquiera la legislatura. El anuncio por parte de Petry, que no descarta la formación de un nuevo partido político, aunque prefiere todavía no dar detalles, ha tenido lugar en Dresde mientras en Berlín tenía lugar la primera reunión del grupo parlamentario de AfD, en cuyas filas es evidente que Petry no ve suficientemente representados a los suyos. Anunció que se va y que no se va sola.

Junto a Petry abanadonan el partido figuras muy destacadas de los Lander orientales, como el hasta ahora secretario del grupo parlamentario regional Uwe Wurlitzer o el vicepresidente del grupo parlamentario, Kirster Muster, abandonan AfD. «No nos consta que otros miembros del grupo parlamentario vayan a seguirlos», ha dicho Alice Weidel, cocandidata del partido y que no había sido previamente informada. «No sé qué pretende la señora Petry, pero es libre de irse», afirmaba su compañero de cargo, Alexander Gauland, tratando de restar importancia a la espantada de Petry. Otros miembros del partido, sin embargo, reconocen la grave crisis en la que queda sumido AfD.

«El daño que ha hecho al partido es enorme», admite el jefe del grupo parlamentario de Sajonia- Anhalt y miembro de la directiva federal, André Poggenburg, «Petry trabaja desde hace ya tiempo con su propia agenda y nadie quiere retenerla, pero las cosas no se hacen así». «Si no se hubiera ido ella, la habría terminado echando una comisión, después de lo que hizo, renunciando a su escaño durante un encuentro con la prensa internacional», ha dicho por su parte el presidente del partido Jörg Meuthen. De esta forma, AfD comienza a desintegrarse antes incluso de haber nacido a la vida parlamentaria.

Frauke ha explicado brevemente que aspiraba a conformar un «nuevo comienzo conservador» y que eso no es posible en AfD, a cuya directiva acusa de «desacreditar y marginar de forma sistemática desde hace un año a los representantes realistas», algo que está poniendo en peligro la posibilidad de ofrecer un «sólido programa político». Petry ha augurado la «marcha silenciosa de afiliados serios de todas las federaciones» y pretende ser su esperanza, anunciando que seguirá en la brecha y que «como muy tarde en 2021», constituir una opción de gobierno.