El mercado navideño de Breitscheidplatz en Berlín tras el atentado del pasado diciembre
El mercado navideño de Breitscheidplatz en Berlín tras el atentado del pasado diciembre - EFE

La Policía alemana desarticula una célula de Daesh con dieciséis presuntos terroristas

Son sospechosos de preparar «un grave acto de subversión violenta» por sus presuntos planes para viajar a Oriente Próximo

BERLÍNActualizado:

Un operativo de 1.100 agentes de policía ha llevado a cabo esta noche una redada que ha terminado con la detención del cabecilla, un ciudadano tunecino de 36 años sospechoso de organizar un atentado en suelo alemán. Los servicios de inteligencia informan que dirigía un grupo de 16 sospechosos de entre 16 y 46 años y que llevaba a cabo intensas labores de reclutamiento entre los refugiados en Alemania.

Durante la noche se han llevado a cabo registros en más de 54 viviendas, locales y mezquitas en el estado federado de Hesse, en el oeste del país, y tres sospechosos han sido detenidos también en Berlín, donde se sospecha que estaba la base de operaciones del líder del grupo.

Según ha informado el diario Bild Zeitung, la fiscalía berlinesa investiga la preparación de «un acto violento grave que pondría en peligro al Estado». Los investigadores contarían, según este periódico, con indicios de que los detenidos, con estrechas conexiones con Daesh en Siria e Irak, querían viajar próximamente a una zona de guerra.

Uno de los lugares registrados ha sido la mezquita «Fussilet», en el barrio de Berlin-Moabit, a la que los detenidos acudían con frecuencia y en la que fue fotografiado, en su huida, el también tunecino Anis Amri, el terrorista del mercado navideño de Berlín.

La Policía tiene pruebas de que, a través de esta y otras mezquitas, el cabecilla de la célula ha logrado reclutar una red de simpatizantes con el objetivo, entre otros, de perpetrar atentados terrorista en Alemania. El hombre fue detenido en Fráncfort sin ofrecer resistencia hacia las cuatro de la madrugada y entregado al juez instructor ante la Audiencia Territorial de Fráncfort para dictar su orden de arresto. A lo largo de esta mañana será sometido a los primeros interrogatorios. «Con estas medidas enviamos un mensaje claro a los islamistas radicales en Hesse. Tenemos sus círculos bajo observación», ha declarado el ministro del Interior de ese estado federado, Peter Beuth.