AFP

Cuando Trudeau fue criticado por vestirse «más indio que un indio» en su viaje a la India en 2018

El año pasado, en febrero de 2018, el primer ministro de Canadá viajó al país asiático para celebrar una reunión con el por entonces presidente, Narendra Modi, y recibió críticas por su atuendo

Agencias/ABC
Actualizado:

La polémica lleva persiguiendo al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, durante toda esta semana, cuando fotografías suyas de hace casi dos décadas le muestran con la cara pintada de negro, algo que en Estados Unidos y Canadá se denomina «blackface» y se puede interpretar como un gesto racista. Lo cierto es que no es la primera vez que el mandatario padece críticas vinculadas a su aspecto, que siempre cuida al detalle para proyectar una imagen moderna y comprometida.

El año pasado, en febrero de 2018, Trudeau viajó a la India para celebrar una reunión con el por entonces presidente, Narendra Modi, con el escándalo por el encuentro con un independentista sij pisándole los talones. En ese viaje, el primer ministro se exhibió con un repertorio de vestuario cuanto menos curioso, poniéndose el sherwani dorado, una especie de abrigo, al más puro estilo de las estrellas de Bollywood, presentes en un evento celebrado en Mumbai.

«Lo que llama la atención de todos es la fascinante elección de la vestimenta de la familia Trudeau, demasiado indio incluso para un indio», señaló entonces la revista «Outlook».

En el siguiente acto al que asistió, una recepción en la Embajada de Canadá, Trudeau llegó bailando el bhangra, un baile de Punjabi, al ritmo de tambores.

«Sus pasos de baile calculados y sus múltiples cambios de vestuario (...) lo hacen parecer más un actor en un set de películas de Bollywood o un invitado en una boda que un político que viene aquí para hablar de negocios», se burló un columnista indio en un artículo de opinión del «The Washington Post».

Durante esa visita, y dejando a un lado los cálculos de imagen, Trudeau y Modi oficializaron en una rueda de prensa conjunta en Nueva Delhi la firma de seis acuerdos en los campos de tecnologías de la información, energía, deportes, propiedad intelectual, educación superior, y ciencia e innovación.

El primer ministro de Canadá, que ha bromeado en alguna ocasión con el hecho de que tiene más sijs en su Gabinete que el propio Ejecutivo de la India, destacó en su discurso que su país «es el hogar de más de 1,3 millones de personas de origen indio». Sólo en 2017, Canadá aceptó 40.000 emigrantes y 125.000 estudiantes del país asiático.