Los miembros del equipo periodístico de «El Comercio» durante su secuestro
Los miembros del equipo periodístico de «El Comercio» durante su secuestro - ABC

Confirman que los tres cuerpos hallados en Colombia son de los periodistas ecuatorianos asesinados

Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra fueron secuestrados en marzo en una zona fronteriza por un grupo disidente de las FARC, que los asesinó días después

BogotáActualizado:

Los estudios de las fichas dentales de tres de los cadáveres hallados este viernes en una zona selvática del sur de Colombia confirman «al 99%» que son los cuerpos de los tres miembros del equipo periodístico del diario ecuatoriano «El Comercio», informó este sábado el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

«La Policía y Medicina Legal informan que cartas dentales (fichas dentales) dan más certeza sobre las identidades de los cuerpos de los periodistas ecuatorianos encontrados, al 99%. Sin embargo, se adelantarán también las respectivas pruebas de ADN», dijo Villegas en su cuenta de Twitter.

El equipo del diario quiteño «El Comercio», compuesto por el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, fue secuestrado el 26 de marzo en una zona rural de la parroquia de Mataje, provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, a donde se habían desplazado para cubrir la inseguridad creciente en la zona.

El grupo disidente de las FARC autodenominado «Frente Oliver Sinisterra» que lidera Walter Patricio Arizala, alias «Guacho», autor del secuestro, los asesinó días después, según confirmó en su momento el propio presidente ecuatoriano, Lenín Moreno.

Poco antes, la canciller María Ángela Holguín afirmó a los periodistas que había hablado con su homólogo ecuatoriano, José Valencia, para «darle la noticia de que habíamos encontrado los cuerpos de los periodistas asesinados».

Zona minada para que no se hallaran los cuerpos

Por su parte, Villegas había explicado que la zona en que fueron enterrados los cadáveres fue minada para que nunca fueran encontrados los cuerpos.

«Los asesinos de estas personas enterraron los cadáveres de tal modo que nunca fueran encontrados», aseveró a periodistas en la base de la Policía de San Luis, municipio del departamento del Tolima, en donde asistió a una demostración de nuevos mecanismos para erradicación de cultivos ilícitos.