Ecuador y Colombia han lanzado una operación militar de represalia en la densa jungla fronteriza donde operan los restos del grupo rebelde de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)
Ecuador y Colombia han lanzado una operación militar de represalia en la densa jungla fronteriza donde operan los restos del grupo rebelde de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) - AFP

El secuestro de una pareja por la disidencia de las FARC enmudece a Ecuador

El ministro del Interior, junto al ministro de Defensa, dijo que es la primera vez que la disidencia de las FARC, al mando de «Guacho», se comunica directamente con las autoridades ecuatorianas

CORRESOINSAL EN QUITOActualizado:

Cuando los ecuatorianos aún no se han secado las lágrimas por el vil asesinato de los periodistas de El Comercio, la semana pasada, y tampoco se han repatriados sus cuerpos, el país se enteró a primera hora de la mañana de este martes del secuestro de una pareja por parte de alias «Guacho», justamente a quien, la noche anterior, el presidente Lenín Moreno había dado un ultimátum, de 10 días, para que se entregue.

Las autoridades ecuatorianas recibieron un vídeo en el que el secuestrado se dirige al presidente Moreno y le pide «nos dé una mano a que no nos pase lo que les pasó a los periodistas». Dice también «nosotros tenemos hijos a los que tenemos que ir a ver al Ecuador», lo que daría a entender de que se encuentran en territorio colombiano, al igual que hoy se confirma estuvieron los periodistas y de dónde la Cruz Roja Internacional espera recuperar sus cuerpos.

El ministro del Interior, César Navas, junto al ministro de Defensa, Patricio Zambrano, exhibió el vídeo, y dijo que es la primera vez que la disidencia de las FARC, al mando de «Guacho», se comunica directamente con las autoridades ecuatorianas. La conferencia de prensa se realizó a las 6.30 horas en las instalaciones de ECU 911, en la zona del Itchimbía, en Quito.

Horas después se conoció la identidad de los secuestrados. Se trata de Óscar Efraín Villacís y su pareja Katy Vanesa Velasco. El ministro Navas señaló que de las investigaciones se desprende que la pareja salió de Santo Domingo de los Tsáchilas el miércoles 11 de abril con destino a San Lorenzo (Esmeraldas). El último contacto telefónico con la familia fue ese mismo día. La hermana de la secuestrada dijo a los medios locales que su madre no quiso que Katy Vanessa viajara, pero que le respondió que solo iban a cobrar una deuda y regresarían en dos días.

Para el coronel Mario Pazmiño, exdirector Nacional de Inteligencia, la situación es muy grave, porque el «Guacho» está cumpliendo la amenaza de secuestrar y hacer actos terroristas mientras Ecuador no elimine el convenio binacional con Colombia para luchar contra el narcotráfico y el terrorismo y no libere a su gente detenida por la Policía. «El país no puede ceder, porque nos convertiríamos en un Estado fallido al dejar en manos del narcoterrorismo”», comentó a ABC.

Escalada de violencia

Un amplio operativo de fuerzas militares y policiales ha desplegado Ecuador en la provincia de Esmeraldas, limítrofe con Colombia, escenario de hechos violentos. El objetivo es capturar a alias “Guacho”, quien controla el grupo Óliver Sinisterra, disidente de las FARC, autor confeso del asesinato de los periodistas y hoy del secuestro de esta pareja.

Ecuador vive una escalada de violencia, nunca antes experimentada. Comenzó el 27 de enero pasado cuando un coche bomba destruyó el comando de Policía en San Lorenza, provincia de Esmeraldas; siguió con la detonación de un artefacto explosivo en el que murieron cuatro infantes de marina que patrullaban una carretera de la zona, el 20 de marzo, y luego el secuestro y ejecución del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas, y el conductor Efraín Segarra.

Ayuda tecnológica de países amigos

El presidente Moreno convocó a Carondelet (sede del gobierno) a los embajadores de España, Estados Unidos, China, Reino Unido y México, a cuyos países pidió ayuda, en tecnología, para enfrentar el acoso del narcotráfico que se desborda tras los Acuerdos de Paz de Colombia. El representante de España, Carlos Abella y de Arístegui, que habló en nombre de los diplomáticos, expresó su solidaridad al país y dijo que el apoyo de los países se coordinará a través de los cauces que ha establecido el presidente Moreno.