Madrid y La Habana llegan a un acuerdo para que Carromero cumpla su pena en España
Imagen de archivo del vídeo grabado por Ángel Carromero tras el accidente - AFP

Madrid y La Habana llegan a un acuerdo para que Carromero cumpla su pena en España

El Consejo de Ministros aprobó hoy el traslado del dirigente del PP juvenil condenado por la muerte en accidente de Oswaldo Payá

madrid Actualizado:

Los Gobiernos español y cubano suscribieron ayer en La Habana un memorándum de entendimiento que permitirá que el dirigente de Nuevas Generaciones del PP Ángel Carromero pueda cumplir su condena en España. El Consejo de Ministros aprobó hoy el traslado de Carromero, según anunció la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. No se ha precisado aún cuándo se podrá producir el regreso de Carromero, aunque se confía en que pueda tener lugar antes de que concluya el año.

Ángel Carromero fue condenado el pasado 15 de octubre a cuatro años de prisión por la muerte de los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero, ocurrida el 22 de julio al salirse de la calzada el vehículo que conducía el dirigente juvenil del PP, en la localidad cubana de Bayamo. Desde que se produjo el siniestro, el Ejecutivo español mantuvo contactos frecuentes con las autoridades cubanas, que protagonizaron sobre todo los ministros de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo y Bruno Rodríguez. El objetivo del Gobierno era conseguir que, una vez celebrado el juicio, conforme a las leyes cubanas, Carromero pudiera volver a España. Una vez conocida la condena, la defensa de Carromero decidió no recurrir la sentencia para no entorpecer las negociaciones entre Madrid y La Habana.

Las posibilidades que existían eran que se produjera un indulto o una expulsión por parte del Gobierno cubano o bien la aplicación del acuerdo bilateral para el cumplimiento de las penas en el país de origen, que es el que se puso en marcha. Poco después del accidente, Carromero fue trasladado desde Bayamo a La Habana, donde quedó detenido en el centro “100 y Aldabó”, en unas condiciones mejores que las que hubiera tenido en cualquier otra prisión cubana. Allí ha recibido periódicamente las visitas de responsables del Consulado español.