Carromero renuncia a recurrir su condena para agilizar su repatriación
Carromero, a su llegada al juicio por la muerte de Payá el pasado 5 de octubre - efe

Carromero renuncia a recurrir su condena para agilizar su repatriación

Las gestiones diplomáticas para el regreso a España del joven político, encarcelado por la muerte del disidente Payá, podrían comenzar a partir del lunes

madrid Actualizado:

La defensa del dirigente de Nuevas Generaciones Ángel Carromero, condenado en Cuba a cuatro años de cárcel por el accidente de tráfico en el que murió el destacado disidente Oswaldo Payá, no recurrirá la sentencia, han revelado a Europa Press fuentes cercanas a la familia del español.

Al renunciar al recurso, la defensa de Carromero favorece que las gestiones diplomáticas encaminadas a conseguir su repatriación puedan comenzar la semana próxima, una vez concluya el lunes el plazo de 10 días hábiles que tienen la defensa y el fiscal para recurrir la sentencia de la Sala Primera de lo Penal del Tribunal Provincial de Granma y que se hizo pública el pasado 15 de octubre. Vencido ese plazo de diez días, si ninguna de las partes recurre, la sentencia será firme y el Gobierno español podrá iniciar entonces las gestiones diplomáticas con las autoridades cubanas para conseguir repatriar a Carromero a España.

Si la defensa recurriera la sentencia, esas gestiones se demorarían varios meses, porque habría que esperar a la resolución del recurso para dar por concluido el proceso, algo que no interesa al afectado, que desde el principio pidió al Gobierno que hiciera todo lo posible para sacarle cuanto antes de la isla.

Carromero fue condenado a cuatro años de prisión (tres menos de lo que pedía el fiscal) por el homicidio imprudente de los disidentes cubanos Payá y Cepero, fallecidos en un accidente de tráfico el pasado 22 de julio cuando el vehículo que el español conducía se salió de la vía en el kilómetro 724 de la carretera que comunica Las Tunas con Bayamo, en la provincia de Granma (sureste de la isla). En el coche también viajaba el joven político sueco Jens Aron Modig, que inicialmente fue retenido por las autoridades cubanas pero pudo volver a los pocos días a su país.