EFE

Brasil acoge más militares venezolanos que huyen del régimen de Maduro

Más de mil oficiales de la Fuerza Armada venezolana han salido de Venezuela buscado refugio en países vecinos por la aguda crisis desatada por el chavismo

CaracasActualizado:

Brasil, y Colombia, se han convertido en países refugios para los militares venezolanos que han decidido desconocer al presidente usurpador Nicolás Maduro y apoyar a Juan Guaidó, quien ocupa la presidencia interina y ha ordenado a los oficiales de la Fuerza Armada Nacional apegarse a la Constitución de su país y ayudar en la reconstrucción de la nación suramericana.

Seis uniformados, un teniente y cinco sargentos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), han confesado a la agencia Reuters que además de ellos, quienes siguen dentro de las filas castrenses del país quieren librarse del yugo chavista. Desde Pacaraima, localidad brasileña (al sur de Venezuela), la teniente ha afirmado que «van a seguir viniendo. La mayoría quiere irse».

Los oficiales que aún se mantienen en la nación petrolera obedecen órdenes que están fuera de sus principios, como reprimir o disparar a manifestantes opositores, y otros tanto han jurado lealtad a Nicolás Maduro. Los seis desertores, han dicho a Reuters que no disfrutan de un sueldo digno y que quienes están en altos mandos pueden sacar a su familia del país por la crisis que ellos mismos se niegan a aceptar públicamente.

El 23 de febrero, día que el régimen chavista bloqueó los pasos fronterizos y ordenó frustrar un primer cargamento con ayuda humanitaria que entraba desde Colombia, fue el día en que también muchos oficiales de la GNB comenzaron a huir de la dictadura venezolana. En el caso de Colombia, más de 1.400 militares se han refugiado en ese país, y se estima que Brasil ha acogido aproximadamente 60, según datos de Reuters.

Todos ellos han manifestado el miedo que tienen cuando toman la decisión de salir de su país, pero reconocen que dentro del cuerpo castrense hay injusticias y amenazas a quienes están descontentos con Maduro que los empujan más rápido a abandonar Venezuela. Los seis militares en Brasil resaltaron que muchos oficiales no se han rebelado contra el régimen debido a las intimidaciones que reciben constantemente, además de denunciar que sus teléfonos personales están intervenidos.

Las Fuerzas Armadas venezolana ha quedado prácticamente separada de sus responsabilidades luego que Maduro pidiera a grupos civiles armados, llamados «colectivos», que protegieran las calles del país ante la ola de protestas que ha liderado Guaidó desde que se proclamó como presidente encargado hace tres meses y que busca despojar al chavismo de la cúpula política, a través de tres procesos que han sido clave: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.