Beto O’Rourke, fotografiado a finales de 2018
Beto O’Rourke, fotografiado a finales de 2018 - REUTERS

Beto O’Rourke anunciará hoy su candidatura a la presidencia de EE.UU.

La cadena KSTM ha asegurado que O’Rourke confirmó a través de un mensaje de texto que intentará ser el elegido por el partido demócrata

Actualizado:

Beto O’Rourke, una de las sensaciones del partido demócrata en las pasadas elecciones legislativas, ha decidido por fin presentarse a las elecciones presidenciales de 2020, según una televisión local de su ciudad, El Paso (Texas).

La cadena KSTM ha asegurado que O’Rourke, que deshoja la margarita de la candidatura presidencial desde hace meses, confirmó a través de un mensaje de texto que intentará ser el elegido por el partido demócrata para evitar la reelección de Donald Trump el año que viene.

«Estoy muy orgulloso de lo que El Paso ha hecho y de lo que El Paso representa», dijo en el mensaje. «Es gran parte esa es la razón por la que me presento. Esta ciudad es el mejor ejemplo de lo mejor de este país». Según KSTM, el anuncio oficial será en la mañana de este jueves.

O’Rourke ha representado hasta el pasado enero al distrito de El Paso en la Cámara de Representantes del Congreso de EE.UU. Su figura política alcanzó relevancia en todo el país el año pasado, cuando decidió tratar de conseguir uno de los dos escaños en el Senado por Texas. Se enfrentó al republicano Ted Cruz, que fue candidato presidencial y es uno de los pesos pesados del conservadurismo en EE.UU. Era una aventura imposible, condenada al fracaso, en un estado de fuerte implantación republicana y que casi acaba en milagro: Cruz se impuso por la mínima, con el 51% de los votos, frente al 48% de O’Rourke.

Una victoria en esa campaña le hubiera convertido en un candidato indiscutible a ser el nominado demócrata en 2020, con una frescura y magnetismo que recuerdan a Barack Obama. El estrecho margen de la derrota y la sensación que creó durante la campaña le mantuvieron entre los favoritos a pesar de conseguir tumbar a Cruz.

O’Rourke se sumará a un concurrido campo de batalla en las primarias demócratas, donde ya hay más de una decena de candidatos. Entre ellos están los senadores Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Cory Booker o Kirsten Gillibrand. O’Rourke será un competidor duro: encarna como nadie el optimismo americano, es joven y ha demostrado que puede convencer a votantes de un espectro político amplio.