DH.BE

Atentado BruselasIdentificados tres suicidas de los atentados de Bruselas

Ibrahim El Bakraui y Najim Laachraoui - considerado el «artífice» de los atentados de París del pasado 13 de noviembre- del que se pensó que estaba huido, se hicieron estallar en el aeropuerto de Zaventem mientras que Jalid El Bakraui se habría hecho estallar en la estación de metro de Maelbeek. Igualmente, se busca al belga marroquí Mohamed Abrini, que habría dejado una tercera maleta con explosivos

BruselasActualizado:

El peor ataque terrorista de la historia de Bélgica comienza a descifrarse. Tres de los cuatro presuntos autores de los atentados registrados este martes en Bruselas han sido ya identificados. Ibrahim El Bakraui y Najim Laachraoui serían los terroristas suicidas que atentaron en el aeropuerto de Zaventem, a pesar de que en un primer momento se pensó que Najim estaba huido. Por su parte, Jalid El Bakraui sería la persona que se hizo estallar en la estación de metro de Maelbeek. Un tercer atacante, Mohamed Abrini apuntan medios como «Le Monde», estaría huido y sería el terrorista que dejó en el aeropuerto de Bruselas una tercera maleta con explosivos.

Los hermanos Ibrahim y Jalid, de 27 y 30 años respectivamente y nacionalidad belga, eran «conocidos» por los servicios de seguridad por delitos comunes y, según recoge el medio belga 'La Libre', recientemente también por vínculos con la red terrorista implicada en los atentados de París.

Jalid había alquilado bajo una falsa identidad la vivienda de la calle du Dries en el barrio bruselense de Forest y ambos podrían ser, según el mismo medio, las dos personas que huyeron de ese apartamento después de un tiroteo la semana pasada con la policía y donde se encontraron huellas y trazas de ADN de Salah Abdeslam, uno de los autores del atentado de París de noviembre y ya detenido.

En octubre de 2010 Ibrahim, de 30 años, fue arrestado por un enfrentamiento armado con la Policía después de un robo nocturno. Fue condenado a nueve años de prisión, según 'La Derniere Heure', pero estaba ya en libertad. Por su parte, Jalid, de 27, fue también condenado a cinco años de libertad condicional por el robo de coches. Cuando fue detenido tenía en su poder varios fusiles.

ABC
ABC

Najim Laachraoui, el hombre más buscado

La Policía también ha identificado a Najim Laachraoui, de 24 años y nacionalidad belga, como el terrorista que huyó del aeropuerto de Bruselas después de las explosiones. Según la Fiscalía federal, Najim llevaba la «carga explosiva más importante», pero no estalló hasta horas más tarde, cuando ya se encontraban los artificieros en el lugar.

Él sería, además, el vínculo entre los atentados de París el pasado 13 de noviembre y los de este martes en Bélgica. Según la Fiscalía, su ADN fue hallado en viviendas utilizadas por los terroristas de los ataques del 13-N y en dos de los cinturones explosivos usados para la matanza en la capital francesa: uno en la sala de conciertos Bataclan y otro en el estadio de Francia.

Retornado de Siria, adonde viajó en febrero de 2013, alquiló una casa a 70 kilómetros al sur de Bruselas para preparar los ataques contra la capital francesa. Laachraoui era conocido hasta ahora por las fuerzas de seguridad como Soufiane Kayal, la identidad falsa con la que alquiló la vivienda y con la que fue detectado en un control en la fronteras de Hungría y Austria el 9 de septiembre pasado, dos meses antes de aquellos atentados. De hecho, se cree que ese viaje lo hizo con Salah Abdeslam, otro de los autores del 13-N y detenido la semana pasada en Bruselas; y Mohamed Belkaid, abatido el pasado día 15 durante el tiroteo de Forest.

Exceso de maletas

Un tercer terrorista, cuya identidad se desconoce, habría acompañado a Najim y a Ibrahim para inmolarse. El alcalde de Zaventem, Francis Vermeiren, ha asegurado que los tres terroristas llegaron al aeropuerto en un taxi y que portaban equipaje: «Pusieron las bombas en sus maletas». Según la versión del alcalde, que no ha sido confirmada por otras fuentes oficiales, Laachraoui llevaba un explosivo en su maleta, pero «entró en pánico» y no la hizo explotar.

En la investigación ha jugado un papel fundamental el taxista que llevó a los terroristas al aeropuerto. Según explica DH.be, el conductor habría indicado a los agentes que los tres terroristas llevaban más equipaje del que podían llevar en el coche, por lo que se vieron obligados a dejar fuera algún bulto. Una vez en el aeropuerto, los hombres le impidieron descargar las maletas. Fue ese mismo taxista el que señaló la dirección de la vivienda donde posteriormente se encontraron una bandera de Daesh y una bomba con clavos.

Con las muertes de los hermanos el Bakraui y la identificación de Najim Laachraoui, quedaría por desvelarse quién es el segundo terrorista que se suicidó en el aeropuerto de Bruselas.

Bruselas intenta volver a la normalidad

Mientras la investigación avanza, Bruselas va recuperando la normalidad poco a poco. Algunos medios de transporte público han vuelto a entrar en funcionamiento a primera hora de esta mañana, aunque todavía con algunas restricciones. Las líneas de metro 1 y 5 permanecen abiertas desde las 7.00 horas pero no paran en todas las estaciones. Maelbeek, uno de los lugares objeto de los atentados de este martes, también permanece cerrada. Numerosos militares y policías controlan a los pasajeros y revisan sus mochilas y bolsos.

En el caso de las estaciones de tren, la red pública SNBC ha informado sobre «diferentes medidas de seguridad» para este miércoles en respuesta a los atentados y ha dicho que sólo habrá «acceso limitado» a las estaciones de Bruselas Norte, Bruselas Central, Bruselas-Midi y Bruselas Luxembourg por una única entrada para facilitar los controles de seguridad. En cambio, permanecen cerradas las estaciones de tren del aeropuerto Bruselas-Nationaal-Luchthaven, la de Schuman, Delta, Merode, la del Congreso y Bruselas-Chapelle.

Mientras, el aeropuerto internacional de Bruselas-Zaventem, donde los kamikazes se inmolaron, permanecerá cerrado durante la jornada de hoy y también la del jueves. El aeropuerto secundario de Bruselas, en la localidad de Charleroi (a 60 kilómetros al sur de la capital), mantiene todos sus vuelos programados para el miércoles, pero ha recomendado a los pasajeros que se dirijan al aeropuerto «al menos cuatro horas antes» de la salida de su vuelo.

Máximo nivel de alerta

Las autoridades belgas han confirmado también que el nivel de alerta del país se mantiene en el máximo, el nível 4, por el riesgo de atentados inminentes.

Durante la mañana se han celebrado distintos minutos de silencio en las diferentes instituciones belgas y europeas en los que han participado miembros del Gobierno belga, los Reyes Felipe y Matilde, el primer minsitro francés, Manuel Valls, así como la Comisión Europea en pleno.