Fotografía de la ficha policial de Sirhan Sirhan
Fotografía de la ficha policial de Sirhan Sirhan

Apuñalan al asesino de Robert Kennedy en una cárcel de California

Sirhan Sirhan, de 75 años y en prisión desde 1969, fue trasladado de urgencia a un centro médico, donde se encuentra estable

Corresponsal en Nueva York Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un hombre fue apuñalado el viernes una prisión de California. El asunto no sería una distorsión de la vida carcelaria de EE.UU., sino fuera porque la víctima es uno de los asesinos más conocidos del país: Sirhan Sirhan, de 75 años, el hombre que hace algo más de medio siglo asesinó a Robert F. Kennedy (RFK), en medio de su histórica campaña para la presidencia de EE.UU.

El departamento de prisiones de California informó en un comunicado de que el incidente ocurrió en la cárcel Richard J. Donovan, cerca de San Diego, en el Sur del estado. «Los agentes respondieron con rapidez y encontraron a un recluso con heridas de apuntalamiento. Fue transportado a un hospital externo para su atención médica y se encuentra en situación estable», detalló.

Sirhan fue el ejecutor de uno de los episodios negros de la historia de EE.UU., en los que la familia Kennedy tiene un protagonismo amplio. RFK había alcanzado relevancia nacional a comienzos de la década de los sesenta tras ser la mano derecha de su hermano, John Fitzgerald Kennedy (JFK), en las elecciones que le llevaron a la Casa Blanca. Tras llegar al poder, JFK eligió a su hermano como fiscal general, pero la presidencia se truncó en noviembre de 1963, cuando Lee Harvey Oswald le disparó desde un edificio público en Dallas.

El entonces vicepresidente, Lyndon Johnson, tomó la presidencia, fue respaldado por las urnas en las elecciones de 1964 y declinó buscar la reelección en las de 1968, en medio de fuertes movilizaciones contra la Guerra de Vietnam. Fue entonces cuando RFK apareció como esperanza de los demócratas para conservar la presidencia, con un mensaje antibélico, de justicia social y racial y con el legado de JFK.

Tras victorias en primarias de varios estados, logró un espaldarazo clave en las de California, celebradas el 5 de junio de 1968. Esa misma noche, tras festejar el triunfo con sus seguidores, pasó por la cocina de su hotel camino de la sala de prensa, rodeado de su séquito. Allí se topó con Sirhan, que le disparó en la cabeza.

El asesino fue condenado a muerte, una pena que nunca se cumplió porque California ilegalizó la pena capital y su sentencia fue conmutada por cadena perpetua. Durante años, Sirhan, que es palestino con pasaporte jordano, aseguró que no recordaba haber matado a RFK. Más tarde, en una entrevista televisiva, aseguró que se sintió traicionado por el apoyo de Kennedy, que luchó con denuedo contra la Guerra de Vietnam, a Israel en la Guerra de los Seis Días.