Labores de recogida de los restos del avión
Labores de recogida de los restos del avión - Reuters

Los familiares de las víctimas de Germanwings demandarán a Lufthansa

Mediante el nuevo proceso judicial, los parientes pretenden lograr indemnizaciones más cuantiosas en EE.UU.

Actualizado:

Cuatro meses después de que Andreas Lubitz estrellase deliberadamente un avión de la aerolínea Germanwings en los Alpes, los familiares de 35 de las víctimas del accidente han informado de que, en breve, demandarán a la empresa Lufthansa en Estados Unidos con el objetivo de que eleve la cuantía de las indemnizaciones.

Así lo ha asegurado la abogada Elmar Giemulla al diario « Bild am Sonntag», en el que ha señalado que creen que esta demanda será aceptada. Concretamente, los letrados han asegurado en un comunicado que han tomado esta deción después de que la empresa se haya negado a subir, de forma voluntaria, la cuantía de las indemnizaciones. A su vez, han señalado iniciarán la acción judicial desde Estados Unidos debido a que su legislación es más favorable con las víctimas.

«A la vista de las últimas noticias estamos a punto de iniciar un proceso por corresponsabilidad. En EEUU se puede contar con compensaciones en parte hasta 20 o 30 veces más elevadas que las del derecho alemán», afirma un comunicado de los abogados de las víctimas.

Varios familiares de víctimas de la tragedia escribieron recientemente una carta abierta al presidente de Lufthansa , Carsten Spohr, en la que criticaron el comportamiento de la compañía en todo el proceso y calificaron de «insultante» la indemnización ofrecida, de 25.000 por fallecido, más 10.000 a cada familiar directo.

El accidente

El 24 de marzo el vuelo de Germanwings que unía Düsseldorf con Barcelona se estrelló contra los Alpes franceses y todo apunta a que fue su copiloto, Andreas Lubitz, de 27 años, el que maniobró deliberadamente para siniestrar el aparato. Murieron los 150 ocupantes de la aeronave.

El copiloto estaba ese día de baja médica, que no había comunicado a sus patronos, y de acuerdo con las investigaciones en curso había visitado a 41 facultativos en cinco años por sucesivos transtornos, incluidas depresiones. Inmediatamente después de la catástrofe, Germanwings acordó entregar hasta 50.000 euros a los familiares como ayuda urgente, a lo que siguió una oferta de 25.000 euros de indemnización por cada víctima y 10.000 para los familiares directos (padres, hijos o parejas).

En el avión de Germanwings viajaban mayoritariamente pasajeros de nacionalidad alemana y española, entre otros con pasaporte de EEUU, Reino Unido, Israel y diversos países de América Latina. Lufthansa ha explicado que las indemnizaciones a los familiares se ajustarán a la legislación de cada uno de los países de origen, por lo que el monto puede variar sustancialmente.