Lufthansa estudia «entrar» en la ruta Berlín-Madrid, desechada por Iberia
Stefan Kreuzpaintner, director general de Lufthansa para España y Portugal, en un momento de la entrevista - De san bernardo

Lufthansa estudia «entrar» en la ruta Berlín-Madrid, desechada por Iberia

En una entrevista para ABC, Stefan Kreuzpaintner, director de Lufthansa para España, confirma su interés por la ruta

Actualizado:

A diferencia de su predecesor en el cargo, Stephan Semsch, que siempre recurría a la «lingua franca», el inglés, en sus comparecencias, Stefan Kreuzpaintner, director general de Lufthansa para España y Portugal desde el pasado mes de octubre, habla un castellano conciso, pero correcto. Aprendió el idioma durante sus numerosas visitas a Hispanoamérica. Como responsable de ventas y «marketing» de Lufthansa, Austrian Airlines y Swiss International con base en Madrid, pilota uno de los mercados que la propia compañía alemana define como «de los más importantes del grupo».

—Lufthansa es una de las principales compañías alemanas y, por tanto, me interesa mucho su opinión sobre la economía española. ¿Cree que existe una mejora, aunque sea tibia, de la situación?

—La situación en España, pero también en otros países, como en Italia, Grecia y Francia, sigue siendo difícil. Después de cada crisis, el mercado crece sustancialmente y confío en que eso ocurrirá también en España. Si será este año o el próximo, no lo sé, pero va a recuperarse.

—Industria señaló que el número de turistas extranjeros que llegaron a nuestro país en 2012 se encuentra en máximos. ¿Lo han percibido en su actividad? ¿Se ha incrementado sustancialmente el número de clientes de la compañía?

—Sí, desde luego. Transportamos un 6% más de pasajeros que en 2011 en las rutas con España. En total, 3,2 millones de pasajeros. Por supuesto, la mayoría utilizan la conexión alemana para hacer escala. Para este año, las previsiones indican que este va a ser un ejercicio bastante difícil, no solo en España, sino en bastantes países del sur de Europa, como en Italia, Grecia, pero también Francia. Pero es importante señalar que España resulta bastante importante para Lufthansa. Durante este ejercicio vamos a crecer un 7% en comparación con el año anterior y, por otro lado, vamos a aumentar la calidad de nuestro horario. El cambio más importante se producirá en la ruta de Madrid a Fráncfort.

—¿Cuáles serán las principales novedades en su campaña de verano? Apostarán más por los destinos de costa, imagino...

—El 7% de crecimiento que he comentado antes vamos a centrarlo, sobre todo, en los destinos turísticos. Ofreceremos nuevas conexiones con Menorca, volaremos nuevamente a Jérez y aumentaremos bastante la capacidad a Valencia, a Málaga y a Barcelona.

—¿Creen interesante una posible conexión Berlín-Madrid?

—Estamos observando este mercado frecuentemente. Vemos que los vuelos de España a Berlín tienen una ocupación más alta en comparación con toda la red de Lufthansa en España, su promedio de ocupación es más alto. Estamos analizando el mercado entre Madrid y Berlín. Puede que dentro de algunos años entremos en esta ruta.

—Además, Iberia ha dejado ahora una vacante.

—Sí, en efecto.

—Resulta curioso. Me dice que están interesados porque han encontrado un promedio de demanda mayor en esa ruta y, sin embargo, Iberia se ha retirado por su menor rentabilidad...

—Yo no puedo comentar la decisión de Iberia, ni le puedo decir por qué están cancelando esta ruta. Nosotros vemos en esta ruta una buena ocupación.

—Se ha abierto el período para negociar las nuevas tasas aéreas. ¿Cuál es la postura actual de Lufthansa? Fueron muy críticos con el anterior incremento...

—No es un problema que solo afecte a España. La posición de Lufthansa, junto con otras aerolíneas, es que tenemos que aumentar las labores de «lobby» contra esas medidas. La industria está asumiendo bastantes costes en comparación con el pasado. Y uno de estos costes son las tasas de los aeropuertos, que han aumentado en el corto plazo y están afectando a los pasajeros, lo que no consideramos justo.