El ministro alemán de Transporte, Alexander Dobrindt, y el director de Taskforce, Matthias von Randow, informan sobre el estudio provisional del accidente de avión de Germanwings
El ministro alemán de Transporte, Alexander Dobrindt, y el director de Taskforce, Matthias von Randow, informan sobre el estudio provisional del accidente de avión de Germanwings - efe

Lufthansa y Germanwings se hacen cargo de los familiares de las víctimas del vuelo 4U9525

Se establecerá una cuenta de depósito en garantía para la financiación a largo plazo de la educación de los huérfanos con hasta 7,8 millones de euros

Actualizado:

Lufthansa y Germanwings asumen a largo plazo la responsabilidad de las consecuencias del siniestro del vuelo de Germanwings 4U9525. Así, los niños y adolescentes que perdieron en el accidente a uno o dos de sus progenitores recibirán apoyo a largo plazo para su educación. Para ello, ambas aerolíneas depositarán hasta 7,8 millones de euros en una cuenta de depósito en garantía.

Además, se establecerá un fondo de ayuda para proporcionar apoyo individualizado, durante un periodo de tres años, de proyectos de ayuda a familiares. Cada año se dispondrá de hasta dos millones de euros del fondo para los proyectos, priorizándose aquellos que estén relacionados con las víctimas. En los próximos meses se nombrará un consejo que será responsable de la distribución equitativa de los fondos.

Junto con el apoyo financiero, se erigirán en los próximos meses monumentos de homenaje en cuatro de los lugares afectados por el accidente. Tanto en el aeropuerto de Barcelona, como en la sede principal de Germanwings en Colonia, se colocarán sendas placas conmemorativas. En Le Vernet, cerca del lugar del accidente, está previsto erigir una "Sala del Silencio". Para honrar a las víctimas de Haltern ya se han plantado árboles a petición de sus familiares.

En estos días se está informando a los familiares de las víctimas, así como a sus abogados, sobre las modalidades de posteriores compensaciones, informa la compañía germana. Germanwings y Lufthansa pagaron, como primer paso, una indemnización por adelantado de 50.000 euros a cada familia.