El presidente iraní, Hasán Rohani, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, en la cumbre de los BRICS que se está celebrando en Ufa
El presidente iraní, Hasán Rohani, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, en la cumbre de los BRICS que se está celebrando en Ufa - AFP

El acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1 podría llegar «en horas»

Sólo falta por concretar cómo se van a retirar las sanciones económicas impuestas sobre Irán y en especial la prohibición

Actualizado:

El acuerdo entre Irán y el Grupo 5+1 -formado por EE.UU., Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China- sobre el programa nuclear del régimen de los ayatolás podría llegar «en horas», cumpliendo el calendario marcado por ambas partes, que tiene como fecha límite este viernes. Desde Ufa, donde se desarrolla la cumbre de los BRICS, el viceministro de Exteriores ruso, Sergei Riabkov, ha declarado estar «autorizado para decir que el acuerdo sobre el programa nuclear de Irán podría alcanzarse en las próximas horas».

Riabkov ha ratificado así las palabras del jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, que se ha aventurado a afirmar que el pacto sobre la industria atómica en Irán «está al alcance». En la misma línea se ha expresado el «número dos» del Ministerio de Exteriores de Irán, Abbas Araqchi, asegurando que tanto el texto central como los cinco anexos técnicos «están completados al 96 por ciento». Así mismo, el jefe negociador iraní, Alí Akbar Salehi, ha aspotillado que «afortunadamente hoy será el último día»

Sin embargo, hay fuentes que apuntan a la posibilidad de que las partes decidan prorrogar una vez más el plazo para cerrar definitivamente la cuestión nuclear de Irán. La cadena iraní Press TV ha informado, citando a fuentes diplomáticas, de que las negociaciones que se desarrollan en Viena podrían prolongarse hasta el 13 de julio, mientras que un diplomático occidental ha sostenido que «es muy dudoso» que se cumpla el calendario.

El fin de las sanciones, último escollo

En estos momentos el principal obstáculo parece ser la retirada de las sanciones que pesan sobre Irán por las sospechas de la comunidad internacional de que su industria atómica tiene fines militares, algo que Teherán ha negado reiteradamente.

Si bien el levantamiento progresivo de las sanciones estaría prácticamente acordado, el problema reside en la prohibición de importar armas impuesta por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a Irán.

El presidente iraní, Hasán Rohani, ha aprovechado para dar las gracias a Rusia «por sus esfuerzos para alcanzar un acuerdo nuclear», al término de la reunión que ha sostenido este jueves con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en los márgenes de la cumbre de los BRICS.

Sin embargo, Occidente teme que el fin del embargo de armas se traduzca en una escalada de violencia en la región, ya que Irán interviene directamente en la guerra civil siria y ejerce una gran influencia sobre el conflicto yemení.