Un grupo de inmigrantes en un albergue en Roma
Un grupo de inmigrantes en un albergue en Roma - efe

Mueren 18 inmigrantes en el desierto de Níger cuando intentaban ir a Europa

Todos viajaban en un vehículo, pero se perdieron en una tormenta de arena antes de quedarse sin gasolina. Murieron por deshidratación

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los cuerpos sin vida de 18 inmigrantes de África Occidental que pretendían llegar a Europa han sido hallados en el desierto del Sáhara cerca de la ciudad nigerina de Arlit, según ha informado este domingo la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Los 17 hombres y la mujer encontrados muertos pertenecían a al menos ocho países entre los que se incluyen Malí, Senegal, Costa de Marfil y Guinea. Todos ellos viajaban en un vehículo, pero se perdieron en una tormenta de arena antes de quedarse sin gasolina y acabaron atrapados.

Uno de ellos, argelino, capturó un camello e intentó llegar a la ciudad de Asamaka, cerca de la frontera con Argelia, en busca de agua y ayuda. Sin embargo, se cayó y murió antes de alcanzar su objetivo. Los otros inmigrantes murieron por deshidratación sobre el 3 de junio y fueron encontrados ocho días después, tal y como ha señalado la OIM, citando a su personal en Níger y a las autoridades del país.

Este grupo intentaba llevar a cabo la travesía que va desde Arlit a Asamaka. Desde allí aún les quedaban al menos 2.300 kilómetros hasta Trípoli, por la ruta más corta.

El hallazgo de estos cuerpos es un ejemplo de lo que afirman los expertos, que hablan de una tragedia oculta en el Sáhara. Miles de inmigrantes intentan cruzar esta inhóspita zona con el fin de llegar a las costas libias, donde esperan iniciar otro arriesgado viaje por mar hacia Europa.

«Este caso es un indicativo de las dificultades de estas travesías, incluso antes de llegar a los barcos en Libia», ha expresado por correo electrónico el máximo responsable de OIM en Níger, Giuseppe Loprete. «Tenemos que preguntarnos cuánta gente está muriendo en el desierto incluso antes de llegar al Mediterráneo. No creemos que este sea un caso aislado, pero sin una recolección sistemática de información o una operación de rescate, no sabremos nunca cuántos inmigrantes podrían estar desapareciendo», ha añadido.