Nadia Abu Shaban
Facebook

Una niña siria «se rinde» al confundir una cámara de fotos con una pistola

Una fotoperiodista palestina ha capturado una imagen que ha dado la vuelta al mundo en las redes sociales y que muestra el terror con el que viven los sirios tras cuatro años de guerra civil

Actualizado:

Siria protagoniza la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial. En cuatro años de guerra han muerto más de 220.000 personas y 11,4 millones han tenido que abandonar sus hogares. Pocos son los periodistas que se atreven a retratar el país por la amenaza de los radicales islámicos, pero quien lo consigue captura fotografías que dan la vuelta al mundo por Facebook, Twitter u otras redes sociales. Este es el caso de la fotorreportera palestina Nadia Abu Shaban, que ha retratado a una niña de cuatro años que pensó que la lente de una cámara era un arma.

Invadida por el terror, la pequeña, al ser apuntada por la cámara de fotos, se arrodilló y alzó los brazos como señal de rendición. La periodista compartió la fotografía en Facebook, que ha convertido en viral desatando indignación y dolor en los usuarios. «Fotografía tomada a una niña siria. Ella cree que tengo un arma y no una cámara; por ello se rindió», publicó Nadia Abu Shaban en su cuenta de redes sociales.

La fotógrafa, originaria de Gaza, ha logrado retratar el miedo que viven los niños, las víctimas más vulnerables en una guerra. Bombas y disparos en escuelas y orfanatos han hecho que los niños dejen de jugar y vivir felices para vivir con miedo a ser asesinados.

Siria ha superado a Colombia como el país con más desplazados internos del mundo (7,6 millones), algo que parecía impensable hasta el último lustro. Y además, 3,8 millones de sirios han tenido que refugiarse en los países vecinos, a Europa o a Estados Unidos, al reducirse los enclaves seguros por el avance de los radicales y los abusos del régimen de Bashar al Assad.